Caza & Armas
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.



 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

 

 Enemigos invisibles...

Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Enjarao
Moderador
Moderador
Enjarao

Mensajes : 5426
Fecha de inscripción : 17/11/2012

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 01:30



Aquel invierno era como el plomo, pesado, seco, frío y gris. Los zorzales reventaban los olivares de todo el Sur, saqueando los bolsillos de los olivareros, no hacía falta ir a Guadalcanal para hacer buenas perchas. Ese año la caza menor me había hecho descuidar a los montunos, solo había asistido a cuatro monterías y ya casi teníamos encima la Nochebuena.

Había rechazado una montería que prometía mucho, al no haber llegado a un acuerdo con el organizador, pues había varios inconvenientes para que yo aceptara pagar algo que me parecía de todo punto injusto. En cambio un buen amigo mio “tragó” con las condiciones, y acertó de pleno, por los resultados que obtuvo... y por otras cosas mas. Gracias a Dios.

A eso del mediodía, suena el teléfono y me habla una voz cariacontecida, y algo titubeante:

- ¿ Paco ?.
- Dime Arnaldo.- conocí la voz al vuelo, e imaginé problemas por la forma de citar mi nombre-.
- ¡¡ Un desastre oye, una tragedia !!. Un guarraco nos ha dejao todos los perros en el monte, ni uno ha quedao.
- A ver Arnaldo, explícame que ha pasado.
- Salimos esta mañana a darle un gancho a los guarros en la mancha de mayor que hay en la finca de las lomas, y hemos herío a uno bien grande, pero antes de llegar a él, nos ha matao  a los cuatro perros, animalitos, con lo bien que lo habían llevao hasta el recule, y no nos ha dao tiempo a llegar a ellos, el muy cab.ón ha echo una carnicería y sa largao monte abajo.
Anda, llámate al Alvarito pa que se traiga al perrillo ese tan apañao, a ver si damos con el cab.onazo este. Estamos en el bar de marras, ya sabes.

- Alvaro está monteando, pero no moveros de ahí que voy en cuanto pueda. Y no paguéis el cabreo con el cazalla... que os conozco.

Llamé a casa de Alvaro, y la madre me dijo lo que ya sabía. Le pedí que me dejara llevarme al teckel, a lo cual accedió muy a gusto  

– ¡¡ Ay que bien Paco !!, el perro está muy triste, y hace semanas que el niño no lo saca, y no pisa el campo-. Jodio Alvarito.- pensé-.

Me llegué a su casa y saqué a Rives de su clausura. ¿ Porqué le puso Rives ?... el cachondo de Alvarito era bebedor exclusivo de gin tonics de Rives, eso si, con su inexcusable rodajita de limón,  que para esas pijadas era muy sibarita, y cuando hizo el trato del perrete estaba en un bar de un campo de tiro, con algo mas de un par de gintonics encima, así que allí mismo lo bautizó como Rives.- ¿Que otro nombre puedo ponerle al perro c.ño?-. me dijo con mucha guasa-.  Y creo que acertó, pues el nombre le quedaba bien al animalillo.

Pues tan a gusto que iba el Rives en el coche, demás sabía él a donde iba, nada mas había que verlo por el retrovisor, lo a gusto que estaba en los asientos traseros mirando por las ventanillas. El monte, el cielo, los árboles, la vida... su vida, y no aquella que llevaba dentro de un pisazo en la ciudad, saliendo un par de veces al día con la madre de Álvaro... solo para que esta tomara un café, y echar él una meada. Una pena de animal, con esos vientos que se gastaba y esa sangre que derrochaba, aunque solo con los cochinos. Parecía que los odiaba.

El bar, la mesa llena de vasos, todos hablándome a la misma vez... sus apestosos alientos. Saltaban de una cosa a otra, sin darse cuenta de que nada tenía sentido para mi. Bueno si, el deplorable estado de los cuatro, eso estaba muy claro, pero cuando se está así nadie es consciente de que lo está. Por tanto, la cosa había que llevarla con mucho tacto para no ofender a los abatidos y cabreados cazadores beodos, pues habían perdido sus perros y se les había largado el culpable, como si el guarro tuviera la culpa de todo aquello. ¡¡ El verraco hizo lo que tenía que hacer para sobrevivir... y parecía ser que lo había hecho muy bien !!.


La cosa no iba a ser fácil, intenté poner un poco de orden, y entre gritos, gestos y desplantes mios de ¿¿ A que me largo y os buscáis la vida??, conseguí que se avinieran a mis condiciones. Les dije que iríamos a buscar el bicho, pero con la condición de que solo dos de ellos vendrían conmigo, y que los otros dos que eran primos se quedarían en el coche, no les quería decir que era debido a su estado porque no lo aceptarían, y mas teniendo en cuenta que todos los perros eran de los dos primos. Tampoco quería meterme en el monte, con esos dos en ese estado, armados, y clamando venganza.

También pensé, en que tenía que asegurar a toda costa la vida de Rives si se complicaba la cosa, pues si el jabalí estaba mas entero de lo que me habían dicho la cosa podía tomar otra vez muy mal cariz, ya que  me aseguraban que el animal lo menos pesaba 70 Kg., y eso eran muchos kilos para un jabalí herido pudiendo acabar la cosa peor de lo que ya estaba.
Ya en el monte dejamos a los dueños de los perros en el coche, y los otros dos me llevaron al sitio del lance. Nos llevamos el 300 W. Mg de Arnaldo  y una semi con cartuchos de bala Breneke de Juan, dejando los rifles de los primos junto con ellos en el coche, pues si la cosa se complicaba solo quería a uno armado aparte de mi, y otro para poner a salvo al perro si hacía falta, si le pasaba algo al enano aquel, cualquiera aguantaba al Alvarito... uuuufffff.

Nos fuimos al sitio del lance, y vi lo sucedido, la pelea había sido épica, los perros muertos los habían agrupados, y tapados sus cadáveres por unos matojos que mis amigos les habían puesto encima por si los buitres (una pena), la sangre, las huellas del arrancón del jabalí al largarse bien definidas en el suelo, y las posteriores, seguramente buscando el bicho su querencia, la sangre del jabalí parecía que podía ser de pulmones, pues habían pasado ya varias horas desde la trifulca y no lo tenía yo claro. Me quedé algo mas tranquilo cuando vi el rastro, pues parecía que era verdad que iba bien tocado.

A los 300 mts mas o menos se perdía el rastro de sangre (malo, pensé), y poco mas allá el terreno se endurecía y las huellas desaparecían.

- Aquí paramos de seguir al cab.ón este, dimos un rodeo y no vimos mas rastros, y nos fuimos al bar a llamarte, pues sin perros... .- me dijo Arnaldo-.

Pero Rives ya estaba metido en faena, y tiraba con fuerza de la trailla, su nariz lo mantenía firme en el rastro y gruñía por lo bajini sin parar... buena señal. Pasado un rato, el perro tiró para una mancha de zarzal muy grande, la cual moría a los pies de un montecillo, pero Rives se fue por la parte lateral, donde solo había unos 3-4 mts de zarza hasta la base del monte, y allí empezó el enano a latir con furia, daba miedo ver aquella cosa tan chica, tan serio... y mas cabreado que un funcionario sin paga extra. La cosa estaba clara, vivo o muerto... allí estaba el guarro.

Le dije a Juan que me pasara la escopeta, y que cogiera al perro en brazos, y que se alejara de allí lo menos 20 o 30 metros, pues el Rives ya había cumplido su misión con creces. A Arnaldo le dije que ojito con el rifle, que me iba a meter en el zarzal, y que se alejara unos metros por si salía el bicho por otro lado, para que tuviera el suficiente ángulo de visión y tiro, y que no tocara el gatillo sino le veía los ojos al bicho, pues me podía freír a mi. Con esta promesa, y ya viendo a los dos mas enteros y espabilados me tranquilicé algo mas, me quité el gorro (grave error) para que no se enganchara en la zarza , y me puse a gatear dentro del zarzal escopeta en mano, si el que había hecho ese túnel vegetal era el que había allí dentro, era muy grande. Al final del zarzal había un túnel en la arena del monte.

Despacio, llegué a la puerta de la cueva que empezaba en el monte, y viendo la oscuridad interior y el fuerte olor a guarro me asaltó el miedo, pues no vería venir al bicho allí dentro si estaba vivo. Así que gatee reculando y salí del zarzal.

- Juan, vete a mi coche y traete la linterna grande que hay en el maletero, las pilas están pegadas con celo por fuera a la linterna. Y deja al perro atado dentro del coche, no vaya a ser que se me pierda y la jodamos.

Al rato vino Juan, acompañado de los otros dos, pero sin armas... ¡¡¡ menos mal !!!. Les dije a los tres que se mantuvieran alejados del zarzal... por si las moscas. Solo quería a Arnaldo cerca con el rifle, pero solo un poco mas cerca. Cogí la linterna encendida y la escopeta y de nuevo empecé a gatear zarzal adentro, ahora veía muy bien la entrada de la cueva, tenía unos dos-tres metros de profundidad y después se doblaba hacía la izquierda. Silbé para saber si “alguien” protestaba dentro, pero nada. Empecé a meterme en el interior de la misma, otra vez el nauseabundo olor a porquera, la linterna en la izquierda y la escopeta en la derecha, gateaba poco a poco, con el culo mas apretao que un currante esperando nuevas reformas del gobierno, daba dos rodillazos en silencio y levantaba la linterna, como si no viera lo mismo gateando con ella... ja, ¡¡ era el miedo !!. El tiempo parecía haberse parado dentro de aquella cueva.

Ya llegaba al recodo, y me tumbé en el suelo para poder alumbrar bien, y poner bien por delante el cañón de la escopeta. Y allí estaba el animal, tumbado, como dormido, lo observé y me dije : “este está listo”. Silbé de nuevo... nada. Y entonces, como el bicho no era precisamente una perdiz, y sin pensármelo dos veces y para quitarme el miedo y quedarme tranquilo, le zumbé un tiro en la cabeza al guarraco. ¡¡¡ Ahora si que estaba muerto... se acabaron los miedos c.ño!!!.

En el interior de la cueva el estampido sonó brutal, cosa que ni pensé antes de tirar. Algo de humo del tiro y polvo de la cueva, el olor a pólvora, sordera momentánea de la explosión interior, la alegría de haber cobrado el guarro y yo sano y salvo... y el dolor de un picotazo en el cogote... “Joder, será un alacrán o una araña o”.. y otro picotazo, “Ostia, como duele”, y otro mas... ¡¡¡ joder, enemigos invisibles !!! la sordera ya se me iba y escuchaba un zumbido muy fuerte que desconocía, y otro picotazo, y soltándolo todo... ¡¡¡ a batirse en retirada gateando de culo a toda leche !!!, y ya vi a las responsables del zumbido y de los picotazos, dentro de la cueva, yo era una ganga para ellas en día de rebajas, y antes de salir de allí me llevé otros cuantos, mientras gritaba  a los de fuera :

- ¡¡¡ Corred, corred que vienen !!!.
- ¿¿ Quien viene ?? -dijo alguien afuera.

Y vaya si venían, a cientos salieron de allí, los dardos voladores me picaban en las manos, cara, cuello, y ya se habían metido dentro de la camisa, y otras por debajo del pantalón. La explosión del tiro las había cabreado, y las muy bandidas atacaban con saña de su agresor.

Cuando me puse de pie, vi a Arnaldo con el rifle encarado, y en cuanto me vio, levantó el arma, y ni preguntó al verme manotear y ver “ al personal ” que me acompañaba. Corrimos todos en direcciones opuestas, y yo salí para otro lado del que estaban los demás para no llevarle las avispas a estos. De todas formas, los demás ya se estaban dando patadas en el culo corriendo, pues también habían visto lo que me traía entre manos.

No paré de correr y de darme palmadas en el cuerpo hasta llegar al coche, y en esto dejé de sentir mas picotazos, aunque el dolor no paraba. Rives se puso muy contento al verme llegar, y casi lo aplasto con el culo al entrar corriendo en el coche.
A los pocos minutos aparecieron los demás muertos de risa... menos Arnaldo.

- Que ¿¿cuantas te han picado Arnaldo ??.- le dije.
- ¡¡¡ Tre cabronaza, hija de la gran p.ta me cago en zu p.to muerto !!!, ¿¿¿ de donde han zalio la mu cabr.na, aonde estaban metías ???.
- De la cueva, pero no tengo ni idea de donde está el avispero, sino lo llego a ver, no pego el tiro.
- Coh.ne, y yo pensé que te había atacao er bicho, y que por eso tiraste, y al verte vení gateando de culo a to mete como las películas de Charló, me entró la risa de verte, y como gritabas “ Correr... que vienen”,  ya me acojoné y pensé que había mas jabalíes dentro de la cueva y me encaré el rifle pa ayudarte, pero te vi sin escopeta y sin linterna y ya me fijé en lo que tenías alrrededó de la perola... y ahí si que ma acojoné. Oye, ¿¿¿ tan picao muchas ??.

- No lo sé, pero unas pocas mas que a ti... seguro.

Y allí mismo me desnudé, y pudieron contar los picotazos, así como varios cadáveres “de la refriega” alojados en camisa y pantalón. El frío y la humedad del monte hizo mella en mi desnudez, aunque en ese momento y por la calentura de los picotazos no me percaté.

En total 17 picotazos me contaron, que según me dijeron luego, fueron pocos para el tamaño del avispero. Ya casi de noche, abandonamos aquel monte silencioso, frío y oscuro, y nos fuimos al pueblo... otra vez al bar. El farmacéutico que estaba en el bar, me quería meter creo que Urbason, a lo cual me negué, ya se irían las inflamaciones y el dolor con el cazalla, y nos fuimos a dormir la mona a casa de los primos.

A la mañana siguiente nos fuimos antes del amanecer a la cueva, y se metió dentro un chaval del pueblo que era apicultor, y nos dijo que el avispero era grande, y que estaba en un hueco grande encima del túnel, justo donde estaba  la curva (como para estar yo pendiente de lo que había arriba, con lo que podía haber delante mía), pero que no se veía bien por la oscuridad, además que seguro habría otra salida para que las avispas salieran y entraran de allí, y que si me picaron tan pocas, era porque el invierno era muy frío, y porque fue por la tarde a última hora y casi sin luz, y en esas condiciones están medio atontadas... ¡¡ que si hubiera sido en verano y de día !!.

- Leches, si es verano y veo salir avispas, no entro ahí ni borracho. - le dije al chaval-.

Total, que recuperamos los archiperres, y al verraco, el cual pesó 81 kilos, y a Rives muy envalentonado ante la presencia del cadaver lo dejé morderlo un rato a su antojo, que bien se lo había ganado. Las defensas fueron normalitas, menos de lo que debía tener un guarro de ese porte, y a pesar de ello, se había cobrado cuatro víctimas. Pero menos porte tenían mis invisibles enemigas... y se podían haber cobrado “otro guarro” de 80 Kg ... mira que casualidad.

Muchas veces la caza es una afición poco agradecida en cuanto a resultados, pero algunas veces, es una afición muy jodida, que nos puede hacer perder lo mas importante que tenemos, sin siquiera darnos cuenta.

Yo me traje diecisiete “bultos”, la cara deformada, una media pulmonía y todo el cuerpo dolorido. Y Alvarito se trajo un cochino de aupa y un venao de categoría. Fue el que mejor escapó de toda la junta, a pesar de las malas condiciones de la puñetera montería... ¡¡ jodio Alvarito !!.

Cosas de la caza.

Saludos... Enjarao.

_________________
Mientras mas practiques... mas suerte tendrás (Fred Bear).
Volver arriba Ir abajo
Dersu Uzala

9ª
Dersu Uzala

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 29/04/2013
Edad : 52

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 08:51

Paco:
¡Eres malo!. Tengo un montón de faena, entro en el foro, para hacer un descansito, con la intención de echar un vistazo rápido y ponerme otra vez al tajo, y veo este tema en el portal, me asomo a ver que es y al ver otra de tus historias, pienso:-"¡Que bien!, otro relato de Paco, ya lo leeré otro rato que tenga más tiempo", pero una fuerza maligna me impide salir, guía mi mirada a las primeras lineas, ¡estoy perdido!, sé que no puedo apartarme hasta que lo acabe, menos mal que no te llamas Miguel ni el relato es sobre un "ingenioso hidalgo". Pero ya me has hecho perder, más bien ganar, un tiempo que desgraciadamente tengo tasado, y encima me veo en la necesidad de hacértelo saber...
De todos modos gracias y un abrazo:
Vicente.
Volver arriba Ir abajo
viti
Administrador
Administrador
viti

Mensajes : 18522
Fecha de inscripción : 19/03/2011
Edad : 53

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 10:33

Gracias paco, como siempre un vicio
Volver arriba Ir abajo
https://www.cazayarmas.org
EBP
Vieja Gloria
Vieja Gloria
EBP

Mensajes : 2231
Fecha de inscripción : 02/01/2012
Edad : 48

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 10:39

Fantástico relato Paco.
gracias de nuevo
Volver arriba Ir abajo
Jarillo
Posta Lobera
Posta Lobera
Jarillo

Mensajes : 4008
Fecha de inscripción : 06/04/2011
Edad : 39

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 10:57

Formidable, Paco. Gracias por hacernos más amena la mañana.
Volver arriba Ir abajo
Lobero
7ª 1/2
7ª 1/2
Lobero

Mensajes : 483
Fecha de inscripción : 24/02/2012
Edad : 57

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 17:10

Muy ameno el relato,de los que comienzas y no lo puedes dejar.
Volver arriba Ir abajo
cooper
Vieja Gloria
Vieja Gloria
cooper

Mensajes : 2434
Fecha de inscripción : 18/09/2011
Edad : 63

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 17:39

Joder D. Francisco , los huevos como un elefante, pero el verle al somonte lleno de mataduras y en pelotas , toda una odisea .

Luego dirán nuestros politicos que no hay hombres , si ellos tuvieran la mitad de hombría que Vd. no estariamos así .

Sirva el presente relato por mi parte , como un gran homenaje a los Monteros con mayúsculas que lo llevan en los genes . Paco que grande eres .

Siempre tuyo. Enemigos invisibles... 4025639811 Enemigos invisibles... 4025639811 Enemigos invisibles... 4025639811 
Volver arriba Ir abajo
campero

3ª
campero

Mensajes : 1729
Fecha de inscripción : 20/06/2012

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 18:12

Increíble, Paco. Gateando por el boquete con linterna y escopeta a ciegas pa´dentro. ¿Y dices que los de los gintónic eran ellos?

Esas 17 cornás dolerán como el revolcón de un porco, pero menos mal que todo terminó para poder contarlo, y bien hecho, sí señor.
Volver arriba Ir abajo
Paterna

7ª
Paterna

Mensajes : 701
Fecha de inscripción : 01/06/2011

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 19:16

Cojonudo relato Enjarao
Volver arriba Ir abajo
Antonio7RM
Posta Lobera
Posta Lobera
Antonio7RM

Mensajes : 3263
Fecha de inscripción : 16/03/2012
Edad : 57

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 19:46

Lo de salir escopeteado corriendo y gritando "que vienen" como si de una estampida de bisontes se tratara ... espectacular! me hubiera encantado ver la escena por una agujerillo

Por otro lado me alegra que alguien serio confirme el poder curativo de la cazalla!!!

Un abrazo

Volver arriba Ir abajo
rabosa

8ª
rabosa

Mensajes : 349
Fecha de inscripción : 24/12/2012
Edad : 55

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 20:37

Eres un monstruo Paco, tanto en el monte , como relatando.
Es un lujo leer tus vivencias.

Un abrazo

Antonio
Volver arriba Ir abajo
Karamojo Bell
Baja Voluntaria
Baja Voluntaria


Mensajes : 1918
Fecha de inscripción : 20/03/2011

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 20:48

Buenísimo Paco, pa' variar.
Gracias por seguir compartiendo tus historias.

Enjarao escribió:
....mientras gritaba  a los de fuera :

- ¡¡¡ Corred, corred que vienen !!!.
- ¿¿ Quien viene ?? -dijo alguien afuera.

 Enemigos invisibles... 2580757599 Enemigos invisibles... 2580757599 Enemigos invisibles... 2580757599 Enemigos invisibles... 2580757599.
Volver arriba Ir abajo
DAVID H.
Vieja Gloria
Vieja Gloria
DAVID H.

Mensajes : 4823
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 45

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 21:06

Lo que me he podido reir Enemigos invisibles... 2580757599 
Volver arriba Ir abajo
McUto

5ª
McUto

Mensajes : 1098
Fecha de inscripción : 29/03/2011
Edad : 46

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 21:19

Independientemente de lo que tengan de verdad y de ficción, la realidad es que están muy bien contadas y tienen ese punto de película de Berlanga que las hace ingeniosas, entretenidas y divertidas.

¿ para cuándo el libro?
Volver arriba Ir abajo
elisa
Administrador
Administrador
elisa

Mensajes : 5052
Fecha de inscripción : 27/05/2011
Edad : 50

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 15 Ene 2014, 21:32

Todo un placer leer otro relato de los tuyos Paco; la verdad sea dicha parece que en vez de leerte, te estoy oyendo contarlo. Impresionante. Gracias  Enemigos invisibles... 4025639811 Enemigos invisibles... 4025639811 

_________________
La Generala, ejem... de tú, por favorrrr ... [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]  
Volver arriba Ir abajo
Enjarao
Moderador
Moderador
Enjarao

Mensajes : 5426
Fecha de inscripción : 17/11/2012

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeJue 16 Ene 2014, 00:58

Iñaki, no eran huevos, es que con aquella edad que yo tenía cuando pasó eso, no ves el peligro, es que ni piensas en él, te crees que eres irrompible, además de no pensar en nada. La poca cabeza, te crees que puedes con todo... y mucho mas. Como cuando montaba en moto e iba a todos los sitios... PABERSEMATAO, como les pasó a muchos amigos mios, que yendo menos fuerte se quedaron en el asfalto. Todos ellos grandes errores de juventud, lo que pasa es que yo tuve un gran ángel de la guarda y sigo aquí.

Solo me di cuenta que tenía miedo cuando estaba dentro... ¡¡¡ C.ño, haberlo pensado antes !!!, nada, que iba a pensar yo, que el bicho estaba dentro muerto y bien muerto por el rastro dejado. No pensé que a lo peor estaba vivo hasta que estuve dentro, y ahí me vino el canguele.

Campero, el de los gintonics de Rives era el Alvarito que se pegó un monterión ese día de aupa, mató el mejor venao con diferencia de los tres que se mataron ese día además de un buen guarro y se libró de las avispas, y yo puede haber ido a esa, y no fui. Los del bar le daban al cazalla.

Antonio, después del lio, yo también acabé planchao de cazalla, gran anestesia para poder dormir, de esto doy fe, también que se te quitan las ganas de cazalla por mucho tiempo, y que con solo olerlo te da nauseas. Rara vez he vuelto a tomar algún anís, alguna vez el dulce. Por cierto, que tengo una botella de cazalla del Clavel, que lleva en casa desde el 87 mas o menos y está por estrenar, con eso te lo digo todo.

Mcuto, me gustaría encontrar una historia interesante para poder escribir un libro, pero imaginármela no creo que pueda. Te aseguro que estoy buscándola, pero nada. Por cierto, que esto tiene mucho que ver con el libro que estoy leyendo ahora.

Bueno, si recuerdo alguna otra la contaré, pero por ahora no recuerdo ninguna.

Esta de las avispas me la recordó una forera de un foro de motos en el cual he puesto mis lios con las motos, que me han pasado muchísimas mas cosas con estas que con la caza. La chica se quejaba que le había entrado por la chaqueta una avispa y le había picado, a lo cual yo dije que cazando me habian picado 17, pero que al ser un foro de motos y la historia ser de caza que no la contaba para no herir susceptibilidades.

Ya sabeis la cantidad de anticazas que hay por ahí, y no quería ensarzarme con nadie al respecto. A petición de muchos moteros, la puse allí algo cambiada, y para mi tranqulidad nadie se fijo en el tema caza, solo en el relato, muchos comentarios de todo tipo, pero ninguno en contra de la caza. Eso me sorprendio y agradó mucho.

Si recuerdo, o algo me recuerda alguna otra historia, la contaré, por ahora no recuerdo mas.

Saludos... Enjarao.


_________________
Mientras mas practiques... mas suerte tendrás (Fred Bear).
Volver arriba Ir abajo
BUFALO
Moderador
Moderador
BUFALO

Mensajes : 5289
Fecha de inscripción : 25/03/2011
Edad : 44

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeJue 16 Ene 2014, 10:42

GRANDE PACO, MUY GRANDE!!!!!!!  Enemigos invisibles... 4061443811 

_________________
José I. Ibáñez


Violad a sus caballos y escapad sobre sus mujeres, eso les confundirá  [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


                                                                          [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Dersu Uzala

9ª
Dersu Uzala

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 29/04/2013
Edad : 52

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMar 21 Ene 2014, 05:46

¡¡¡¡PACOOOO!!!:
¿CUANDO TE HAN ASCENDIDO A GENERAL?, me acabo de dar cuenta de tu distintivo y me da la sensación que es de hace poco.
¡¡¡ENHORABUENA!!!, pienso que lo tienes de sobra merecido, por tus casi 2.000 intervenciones, pero sobre todo por tu aportación al foro llena de calidad, entusiasmo, cariño, sentimientos...
No se si este es el sitio más indicado para ponértelo pero sentía la necesidad de hacértelo llegar.
Un sincero y virtual abrazo:
Vicente.
Volver arriba Ir abajo
Enjarao
Moderador
Moderador
Enjarao

Mensajes : 5426
Fecha de inscripción : 17/11/2012

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMar 21 Ene 2014, 17:35

Pues la semana pasada... "me pusieron el traje azul", los muy bandidos hicieron un conclave a puerta cerrada que duró ni lo sé, me cogieron a traición por retaguardia y me lo encasquetaron. Asín na mas.

Dersu, ten mucho cuidado con lo que pones en el foro, te pueden hacer lo mismo... y ni te enteras oye. Además nada de General, me han hecho VIEJA GLORIA, sin paga de vejez ni nada. Y ojalá que la cosa pare ahí, que como me descuide...   Enemigos invisibles... 580567985 

Gracias por tu felicitación Vicente  Enemigos invisibles... 1808262541 

_________________
Mientras mas practiques... mas suerte tendrás (Fred Bear).
Volver arriba Ir abajo
podenco

4ª
podenco

Mensajes : 1392
Fecha de inscripción : 08/10/2011
Edad : 60

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMar 21 Ene 2014, 23:30

Buen relato, Enjarao.

Aquí un inmunizado a las picaduras de avispa de tantas que me han picado. El verano pasado, me aguijonearon cinco a la vez en la cara, cuando entraba con los perros en unos espinos. Al salir de la mancha a duras penas podía localizar los picotazos, de la poca señal que me dejan.

Gracias por el buen rato que he pasado leyéndolo.
Volver arriba Ir abajo
http://www.naturalezacazaypesca.com
Enjarao
Moderador
Moderador
Enjarao

Mensajes : 5426
Fecha de inscripción : 17/11/2012

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 22 Ene 2014, 00:29

Aaayyyy Podenco, ya sabemos los andaluces, que esas son nuestras compañeras inseparables en nuestros delitos de sangre. En cuanto la huelen ya están alli, sobre todo en verano con el descaste de conejos, te acompañan a donde vayas, hasta que no le sueltas su pitanza y guardas los pelaos y destripaos, no te las quitas de encima.

Me llevé 10 años pasando 1-2 veces por semana por un patio de 2 mt. de ancho por 10 mt. de largo cuyas paredes estaban cubiertas a ambos lados de jazmines. Aquello era un aquelarre de avispas impresionante, pasabas entre ellas casi sin ver nada, pues solo quedaba 1 mt libre de ramas de jazmín para pasar... JAMÁS ME PICÓ NINGUNA, NI A MI ACOMPAÑANTE TAMPOCO. Creo que los jazmines las calmaban, porque sino, no lo comprendo.

Saludos... Enjarao.



















_________________
Mientras mas practiques... mas suerte tendrás (Fred Bear).
Volver arriba Ir abajo
EBP
Vieja Gloria
Vieja Gloria
EBP

Mensajes : 2231
Fecha de inscripción : 02/01/2012
Edad : 48

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeMiér 22 Ene 2014, 08:57

Eso de las avispas, abejas y bichos volantes que pican , a mi me da cague pero, he tenido suerte.
Durante años para recechar una zona concreta y muy querenciosa del coto aparcaba en Las Colmenas , una limpia en semi círculo con bastantes de éstas, pues, nunca , jamás me pasó nada, ni intuí nerviosismo en las laboriosas amigas en mi presencia ; eso sí , una tarde , un ex compañero del coto me preguntó si había visto algo que mereciera la pena , a lo que respondí que, estaba seguro que en las colmenas andaba algún corzo bueno ; el, que ya había tenido un episodio reciente con las abejas, recibiendo 5 o 6 picotazos , me preguntó que si no me daba miedo aparcar y pasar por ahí , a lo que contesté que no ; pues allá que fue y por la noche me lo encentré en el bar del pueblo, por lo visto fueron atacados  él y su novia y obligados a correr  y creo recordar que algún picotazo recibieron....hay que subrayar que éste del que hablo se sienta en un pajar y se clava la aguja o si se cae de espaldas se parte la p---a.....sabias abejitas, que me caen bien a mi  Enemigos invisibles... 2700823864

Y si, resultó que había un buen corzo 153,5 puntos dio el angelito  : Enemigos invisibles... 3620828361 Enemigos invisibles... 3620828361 Enemigos invisibles... 2700823864 Enemigos invisibles... 2700823864 
Volver arriba Ir abajo
Enjarao
Moderador
Moderador
Enjarao

Mensajes : 5426
Fecha de inscripción : 17/11/2012

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeJue 16 Abr 2020, 23:36




Esta pequeña historia es la secuela de la de este hilo. Me fue recordada ayer en un grupo de wassaps por una señora que puso un gif con una vieja escoba en mano. Y como estamos de encierro forzoso, pues aprovecho el tiempo contándole a ustedes como acabó la cosa y que en su día no conté. Nada de caza hay, pero aunque en aquel momento no me htzo ni puñetera de gracia, después me reí mucho cada vez que lo recordaba.

La historia sucedió en la Sierra Norte de Sevilla, y terminamos picados por las avispas tras encontrar el jabalí que pisteábamos, y ya en el TT, y con la noche cayendo en el monte, decidimos volver al pueblo, para al día siguiente volver con un apicultor del pueblo para que nos ayudara con las avispas para poder sacar al guarro de su escondrijo además de la escopeta y la linterna, sin que las puñeteras nos volvieran a dejar hecho un cristo.

DÑA. ROGELIA

Los dos primos aquellos eran del pueblo, y eran los dueños de los perros que les mató el jabalí, y cuando yo llegué eran los que estaban más borrachos, por eso traté de alejarlos de la acción lo más posible. Con el trabajo por terminar, regresamos bien “calentitos” de picaduras a la taberna del pueblo.

Como serían ya sobre las siete de la tarde, y tras hablar por el teléfono del bar con Álvaro, el dueño de Rives y contarle lo bien que se había comportado su perro, le dije que al día siguiente lo tendría de vuelta en casa, con lo cual se quedó tranquilo y de paso me contó lo bien que le había ido su montería, la que yo rechacé.  Apañé al perro con un poco de arroz blanco cocido con algo de carne que le quedó al cocinero del almuerzo. Yo me pedí un café con un par de Donuts, ya que no había almorzado y a esas horas ya no me apetecía un bocata, pero los primos directamente volvieron al aguardiente de garrafa, y los otros dos también, así que una vez liquidé los donuts, me contagié del cuarteto y me uní al club del cazalla casero. Mala idea, pues se sabía que este pasaba de los 60º. Y con lo mala que es una borrachera de aguardiente, quien no la haya cogido no sabe lo que ha ganado.

A la 02.00 H de la madrugada, nos echan literalmente del bar porque tenían que cerrar, así que nos fuimos a la casa de “los primos” a dormir. Allí no nos recibió nadie, mejor, porque entre las picaduras de las avispas que me había inflamado parte de la acara, cuello, manos..etc, y los muchos pelotazos de aguardiente ingeridos, nuestro estado era de los más deplorable.

Me asignaron un gran y helado cuarto, y para calentarme me apañé con un par de gruesas  mantas y la inyección de aguardiente que corría como loco por mis venas. Nadie me dijo ni me advirtió de nada sin duda por la tranca de aguardiente que nos dejó en aquel deplorable estado. No recuerdo ni como entré en la cama, ni como  el pobre Rives llegó a aquella casa, pues no recuerdo haberle puesto la trailla para llevármelo del bar.

Juraría que no había hecho más que cerrar los ojos, cuando soñé que las avispas me picaban otra vez, aunque ahora era peor, me hablaban mientras me picaban, y cada vez me hablaban más alto, las muy puñeteras tenían voz de vieja bruja, y yo manoteaba para apartarlas de mí, pero nada, parecían venirme de todos lados, y ya me gritaban… ¡¡ levante zángano borracho, que son las 6 ¡!. Joer no sabía yo que entre las avispas también había zánganos y que se levantaban a las 6 de la mañana, ¿¿pero lo de los zánganos no era con las abejas??... ¡¡que lío!!. Y más y más golpes en todos lados, hasta que ya la pude ver, pues entreabrí los ojos y los tuve que cerrar de inmediato por un acto reflejo ante el escobazo que se me venía encima, y otro, y otro más… aquello no paraba.

Y allí, tal cual, estaba Dña. Rogelia, la cual había tomado vida cual payaso del trenecito de la feria, pero como yo no iba en ningún trenecito  y además estaba encamado y semidormido, me los estaba llevando todos. Ya me incorporé en la cama, aquel ataque diabólico era peor que las avispas, los escobazos me los daba en la parte superior del cuerpo, sin olvidarse del cogote, y sin parar de llamarme zángano, flojo, borracho y muchas otras cosas.

- Sal de ahí pendenciero, mira como te han puesto la cara, ¿con quién te peleaste anoche rufián?, te dieron fuerte… por borracho.

La muñeca diabólica había encendido la triste bombilla que tenía la imposible misión de iluminar aquel enorme y frío cuarto de noche, porque  cuando aún no son las 6 de la mañana… es de noche. Entre abrí los ojos, y pude verla perfectamente entre los movimientos de mis brazos intentando parar las idas y venidas de su escoba voladora hacía mi testa.

Vestía de absoluto negro, llevaba sobre sus hombros una corta  toquilla de crochet para abrigarse , un pañuelo negro atado bajo la barbilla le cubría la cabeza, en su cara blanca, arrugada y enfadada destacaba una nariz que hubiera sido la envidia de cualquier judío, unas viejas gafas de pasta, cuyo color de montura el tiempo se había encargado de hacer desaparecer quedaban encajas en su enorme napia, el indefinible estado de sus cristales me impedían ver sus ojos.

Metro y medio no medía, pero con aquella escoba de caña y palma en las manos, hubiera mantenido a raya al mismísimo Bruce lee con nunchakus incluidos, de hecho llevaba las mismas zapatillas negras que él, unas medias negras que cubrían los palillos que le servían de piernas unían aquellas zapatillas con el vestido negro, adornaba el “paquete” un delantal… negro. Aquel menudo y rabioso hatillo de nervios me estaba echando de la cama sin conmiseración, a mí, a pesar de mi metro ochenta y 90 kg de peso… ¡¡ puñeteras mujeres!!.  

Una vez me puse en pié, se ensañó con mi compañero de cuarto tal y como lo hizo conmigo, solo que este saltó de la cama al tercer escobonazo, después se disculpó conmigo porque con la papa no se acordó de decirme que a las 6 de la mañana la abuela de los primos barría toda a casa, y que si no estábamos levantados corría escoba en mano a los durmientes. Y este le dijo a la vieja:

- Abuela, que este hombre vino ayer a ayudarnos con un guarro y le picaron las avispas.

- Na güeno le haría este gandul a las avispas para que lo pusieran así, seguro le dieron su merecido.

La vieja mientras hablaba no paraba de “aplicarle cera” al suelo del cuarto con su escobón, con tanta energía como me la aplicó a mí, y no dejaba de gritarnos con su cascada voz que en la cocina había café, pan, aceite y manteca colorá y que desalojáramos el cuarto que el resto de zánganos ya estaban allí, y acompañaba sus “consejos” con miradas imposibles de ver tras aquellos turbios cristales y meneos amenazantes de su mortífera arma.

En aquella cocina que tenía todos los adelantos del siglo XVIII,  ya estaban los primos y el otro amigo, el cual había sido el primero en sufrir las iras de Dña. Rogelia, pues le tocó dormir en el sofá del salón, tuvo suerte, durmió caliente, pues era el único lugar de la casa donde había chimenea, al pié de esta durmió Rives… que listo el perrete.  Lo que la vieja denominó como café, era un brebaje con un color y olor indescriptible que tiraba de espaldas… puro aguachirri,  y como yo era tan intransigente con el café, pregunté  si había otra cosa, uno de los primos sacó descafeinado, eso sí, el pan horneado con leña y la manteca colora con lomo de jabalí hecho todo por la abuela, eran insuperables.  Allí me aclararon que la abuela se acostaba a la caída del sol, y por eso a las 5 de la mañana estaba ya en planta brujuleando por la casa totalmente fresca y activa… claro, la anciana había dormido plácidamente diez horas del tirón.

Cuando la vieja aparecía por la cocina con “su arma” en la mano, se veía el respeto que le tenían los primos, se ponían en guardia como si estuvieran en el cuartel delante de un viejo sargento chusquero, por si les caía “algo”. Los primos jamás la habían visto vestida de otro color que no fuera el negro.

Después del diíta que tuve el día anterior, solo me faltó lo de la vieja para rematar aquel nefasto fin de semana. Me marché de aquella casa con la intención de nunca más volver hasta que no cascara la reencarnación de Bruce Lee, cosa que nunca supe si sucedió, y fuimos a despertar al apicultor, y ya en el campo nos dijo lo que se comentó en la anterior historia. Jamás volví a cazar con aquel terrible cuarteto.

Como triste final relatarles a ustedes como se nos fue Rives. Cuando se hizo mayor se quedó ciego y casi sordo, pero su olfato seguía siendo muy bueno. Alvaro no quiso llevarlo más al campo por miedo a que le pasara algo, así que quedó confinado solo para la ciudad. La madre Alavaro lo sacaba a pasear y ha hacer sus necesidades, y una noche, esta se paró a halar con una amiga en la acera, y de pronto Rives se le soltó y salió corriendo a cruzar la calle, con tan mala fortuna que lo atropelló un coche que venía dejándolo muerto al instante.

Llantos de la madre de Álvaro, la conductora también lloraba y se excusaba sin tener culpa, más gente que pasaba lamentando el hecho... etc. Se acercó otra señora la cual llevaba una perra labradora, esta señora era amiga de la madre de Álvaro, y muchas noches charlaban mientras los perros se saludaban.

Resumiendo, días después se aclaró la cosa, Rives era muy machote, y cuando olía una perra en celo, allá que iba corriendo. En esos días la labradora estaba en celo, el perro la olió desde el otro lado de la calle, se le escapó a su dueña y corrió al encuentro de la perra, como estaba cegato y sordo, no escuchó el coche que venía, crizó la calle y... adios Rives.  Triste final para tan buen can.   Enemigos invisibles... 1808262541

_________________
Mientras mas practiques... mas suerte tendrás (Fred Bear).
Volver arriba Ir abajo
javigb
Moderador
Moderador
javigb

Mensajes : 3295
Fecha de inscripción : 21/03/2011
Edad : 51

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeVie 17 Abr 2020, 08:59

¡¡¡Me había perdido la historia de las avispas!!!!
Ahora ha sido un 2x1.

¡¡¡ENHORABUENA Paco!!! Enemigos invisibles... 196738645 Enemigos invisibles... 196738645 Enemigos invisibles... 196738645 Enemigos invisibles... 196738645 Enemigos invisibles... 196738645

_________________
Imposible es sólo un estado de ánimo.
Vive tu vida de tal manera que cuando tus pies toquen el suelo por la mañana, hasta el Diablo se estremezca y diga...."¡¡¡Hostiaaaaa...  Este tío ya se levantó....!!!
Volver arriba Ir abajo
DAVID H.
Vieja Gloria
Vieja Gloria
DAVID H.

Mensajes : 4823
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 45

Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitimeVie 17 Abr 2020, 10:22

Que buen rato he pasado releyendo lo de las avispas y leyendo lo de la abuela. Gracias Paco. Enemigos invisibles... 4061443811
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




Enemigos invisibles... Empty
MensajeTema: Re: Enemigos invisibles...   Enemigos invisibles... Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
Enemigos invisibles...
Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Caza & Armas :: Enemigos invisibles... Zzzzzz12LA CHIMENEA :: Relatos-
Cambiar a: