Caza & Armas
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.



 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

 

 Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.

Ir abajo 
+6
sipy
Capreolus
Paco Fernandez
Morral
Jarillo
EBP
10 participantes
AutorMensaje
EBP
Vieja Gloria
Vieja Gloria
EBP


Mensajes : 2270
Fecha de inscripción : 02/01/2012
Edad : 49

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 10:24 am

Hola a todos, no se donde encajar este hilo, si el moderador opina que pueda tener cabida en otro lugar,( quizás en relatos ) que lo traslade al que bajo su criterio, crea ser el que corresponde.

Todo esto viene por un corzo al que llevo fotografiando algo más de dos meses, lo encuentro casi siempre, en una de las series que le hice, cuando llegué a casa pude comprobar que tenía una gran cicatriz en el cuello, hasta ese momento me pareció solo eso, una cicatriz, una calva ; pero, hace dos fines de semana pude ver de nuevo y en otra serie de fotos, como la calva alrededor de la herida era mucho más grande y la herida tenía un color más rojizo, bien por la costra o bien porque supuraba algo de sangre. El corzo presenta un aspecto soberbio, pero es cierto que no tan bueno como hace 2 meses ; inevitablemente al ver esta herida, uno piensa en como se la ha podido hacer, un alambre suelto, una malla ganadera, una zarza de estas que son peores que lazos ....quien sabe; también pensamos en como lo ha tenido que pasar nuestro corzo , lo que ha tenido que penar , primero para zafarse de lo que le produjo la herida y después para curarse en tan hostil medio.
Me gustaría, si os parece bien, que cada uno contara su anécdota con animales que hayan sido por eso especiales y dignos de admiración, estos, sin duda, pasan a ser para todos nosotros, al menos, especiales.
Quisiera compartir con vosotros una que llamó y llama poderosamente todavía la atención y marca sobremanera la dureza, la casta, el sufrimiento y la resistencia, de estos animales que nos fascinan y son, nuestras piezas de caza, a las que por ésto y por muchas cosas más merecen todo nuestro respeto y admiración.
Ahí va, a modo de relato.

Con los cochinos tengo un par de anécdotas, pero una en particular me llamó la atención, desde el principio, sin ver al bicho, me pareció que hacía algo raro.
Todo empezó cuando andaba yo dándole vueltas a un barranco muy seguido por los cochinos, veía muchísimo movimiento de gente menuda y cochinas, tardé en percatarme, de que un buen guarro andaba por ahí; fue en primavera cuando decidí ponerme a sus pasos, en el mismo sitio donde había visto algún corcete que pudiera merecer la pena . Ese día, al caer la tarde, me senté en el borde de un camino que dominaba un regato cubierto por grandes zarzales, los cochinos lo tenía trilladísimo. Tenía el aire bueno, al poco de estar sentado oí claramente el ruido de un cochino que tomaba el regato, venía franco hacia donde yo estaba ; algo pasaba que no me parecía normal, el bicho hacía un ruido tremendo al respirar, entre sofoco y el que hacen cuando se cargan de aire, pues así, un resoplido-ronquido, pero llevando un ritmo normal en la respiración, el caso es que me entró muy cerca y tapado por la maraña de zarzas, no lo tiré por llevar el 243 y munición corcera que podía desintegrarse al impactar contra las zarzas y pinchar al gorrino; el tamaño me pareció bueno, y de nuevo, el ruido que hacía, extrañísimo; el bicho pasó regato abajo y se fue, nada más aconteció esa tarde. Lo comenté con el casero y todo quedó ahí.
Dos semanas más tarde volví a ver si le podía meter mano al que "respiraba raro", cuando llegué me di cuenta que el aire venía fatal y decidí sobre la marcha no intentarlo y solamente darme una vuelta a los corzos, ya a la vuelta, justo entre dos luces y por un sitio por el que jamás esperaba yo que entrara un bicho, oí claramente como se movía un animal, pensé que me había olido por un revoque , pero no, el bicho venía derecho a asomar a la veredilla por la que yo iba, en paralelo al regato de las zarzas; a medida que se acercaba, me di cuenta que esa respiración me era familiar ; el bicho me iba a asomar a 10 metros escasos, le quité aumentos al visor, le quité el seguro al pequeño 243 y mientras seguía oyendo su extraña respiración, me preparé para lo que podría ser un tiro rápido ya que el bicho venía al trote. Antes de cruzar la vereda, el animal se paró, y lo volví a oír respirar claramente de una forma anormal, pensé que me había sacado, pero no, dio un paso y se quedó atravesado en la vereda, me gustó muchísimo lo que vi, automáticamente encontré su paletilla, subí un poquito y a la derecha hasta encontrar la tabla del cuello donde los 95 grain hicieron su trabajo dejándolo seco, en el sitio.
Sonreí sorprendido por el encuentro y el desenlace, me acerqué al bicho y al verle la cabeza, me llamó la atención la hinchazón que tenía en el hocico, al cogerlo, para verle la dentición que estaba francamente bien , me di cuenta de que hasta olía a podrido, le supuraba pus y sangre, la aparente infección le estaba devorando el ojo izquierdo que tenía cerrado y lleno de pus. Una vez practicada la "ortodoncia" para sacarle los dientes, me quedé espantado de la que tenía liada el pobre gorrino en la trompa. Le saqué de la fosa izquierda un palitroque de jara seca y afilada en su punta, del tamaño de un rotulador y un poco más gordo, cubierta de sangre, pus y mucosa. El gorrino, además del ojo afectadísimo, seguramente perdido ya, tenía totalmente hinchado y lleno de pus el paladar, hasta tal punto que la raíz de la amoladera izquierda la tenía podrida y rota. !! Joder !!, !! pobre bicho !!, !! como lo ha tenido que pasar !! y !! durante cuanto tiempo !!
La "admiración " , la pena, la "capacidad de sufrimiento" y aguante de éste bicho me impresionó; lo sigue haciendo y despertando en mi muchas sensaciones cada vez que me acuerdo de él y miro con cariño su bonita y tan especial tabla en la pared.

¿ Qué habéis visto vosotros que os haya impresionado ?

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado




Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 10:55 am

EBP escribió:


¿ Qué habéis visto vosotros que os haya impresionado ?


En una de las llanas de Mortera, hará unos 4 ó 5 años, me entró un venao escuálido que apenas podía con sus patas. Llegó a duras penas hasta mi tiradero y se paró como a 30 metros de mí. Parecía que estaba pidiéndome que le librara por fin de su agonía. Me encaré el rifle, le puse la cruz en la tabla del cuello, quité el seguro del arma y cuando me disponía a apretar el gatillo va el venao y se derrumba ante mi sorpresa. Me acerqué hasta él y vi que no tenía ningún tiro, no sangraba pero tenía un puntazo muy serio en la barriga, resultante de la disputa con otro macho. La herida estaba completamente infectada, daba la impresión de estar pudriéndose por dentro. Rematé aquel pobre saco de huesos que yacía enfermo en el suelo y me volví a mí tablilla. Nunca se me olvidará la imagen de aquel animal, el pobre daba verdadera lástima. Me consuela saber que su encuentro conmigo fue lo más reconfortante que pudo encontrar ese bicho en sus últimos días en el monte.
Volver arriba Ir abajo
EBP
Vieja Gloria
Vieja Gloria
EBP


Mensajes : 2270
Fecha de inscripción : 02/01/2012
Edad : 49

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 11:01 am

Increíble y conmovedora anécdota Ricardo . Como dices, esas sensaciones, no se olvidan.
Volver arriba Ir abajo
Jarillo
Posta Lobera
Posta Lobera
Jarillo


Mensajes : 4042
Fecha de inscripción : 06/04/2011
Edad : 40

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 11:20 am

Hace bastantes años, en una monetría de la zona fui a rematar una cierva que tenían agarrada los perros. Al llegar a ella, y sacar el cuchillo, el animal empezó a berrear y pude ver como caían lágrimas de sus ojos. Me dio mucha pena, pero rematarla era lo mejor que pude hacer, ya que los perros la tenían medio comida.

Había escuchado eso de que "los animales lloran", pero hasta ese día no lo pude comprobar. Era un remate sin más, pero lo de las lágrimas se me quedó grabado.
Volver arriba Ir abajo
Morral

2ª
Morral


Mensajes : 1835
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Edad : 37

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 11:39 am

Muy interesante.

Lo que comentas Jarillo, lo he visto yo también en alguna ocasión...
Volver arriba Ir abajo
Paco Fernandez
Mostacilla
Mostacilla
Paco Fernandez


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 27/02/2012
Edad : 59

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 12:53 pm

UNA ANECDOTA CON UNA LIEBRE HACE CUATRO O CINCO AÑOS.

Como todos los domingos me fui por el arroyo en busca de los patos o alguna zorra,pues discurre entre grandes riscales de granito, pero no vi nada, me volvi para atras pero mas separado del arroyo cerca de unos peñascones grandes, en el llano antes de llegar a la piedras pense, buen sitio para que arranque la rabona, y empece a buscarla despacio y concienzudamente, como a mi me gusta, de pronto veo una cama nueva y pense que no debia estar muy lejos, busque y efectivamente vi la liebre acostada a un palmo de la cama vacia, inmovil y con los ojos muy abiertos, me eobservaba la muy jodia ni se movia.
Despues de analizar como hacerlo, para asegurarla, me puse detras de la liebre a la espera de que arrancase, mientras me deleitaba mirandola, pero al rato ya me extraño algo pues la liebre no arrancaba, seguia alli quieta, sin inmutarse, ya tuve que dar una patada al suelo y nada que no se movia, asi hasta tres patadas al suelo y sin moverse, decidi darle con el pie en el culo y en vez de arrancar se movio hacia delante un par de dedos, jooooder me dije esta se cree que se va a librar asi como asi, volvi a darle otra vez con el pie y ya se LEVANTO y dio dos pasos, pero se quedo tan tranquila, sentada a medio metro de mi, con las orejas levantadas y limpiandose el hocico con las patas y lo peor ignorandome totalmente.

Yo alucinaba en colores y me preguntaba que cojones hacia con esta liebre pues no era de ley ni me apetecia matarla de esa manera. Otro cualquiera le hubiese dado una patada y al zuuron o se hubiese alejado unos metros y ...., pero esoa mi no me gusta.

Decidi provocarle la huida para poder tirarla, pero no habia manera la muy puta se puso a comer y a limpiarse los hocicos como si yo no estuviese, ni me miraba y estaba a escasamente un metro de mi. Volvi a intentar provocar la huida dandole con el pie pero no me dejaba acercarme a mas de medio metro, daba dos saltitos y volvia a comer y a ignorarme otra vez. Ya estaba empezando a tocarme los huevos un poco pues yo estaba en guardia esperando que cuando menos lo esperase arrancase a correr como solo saben hacerlo ellas y no queria confiarme de su actitud.
Finalmente despues de 10 minutos alucinando en colores, observandola tranquilamente, analizandola y gozando de la liebre, me di cuenta de
que el animal debia estar ciego y sordo pues llegue a ponerme delante de ella a medio metro y no se inmutaba de mi presencia.
Me llegue a preguntar que hacer, si irme y dejarla alli o matarla, pues asi no creo que fuese a durar mucho y mas con tanto zorro como hay por la zona.

Decidi volverla a provocarla para que arrancase a correr,con un empujoncito en el culo y lo hizo, no como debe ser pero arranco a correr, la deje cumplir con una buena distancia y dispare.

Siempre me quedara la duda de que le pasaba a esa liebre, si hice bien en abatirla, si efectivamente era ciega y sorda , si estaba herida de otro dia (no lo parecia) o como alguien me ha llegado a comentar, que fuese una liebre criada y soltada posteriormente en el campo, cosa que me extraña muchisimo y mas por la zona donde estaba.
Al desollarla no tenia tiro viejo y ademas habia criado reciente mente.

¿Que os parece a vosotros?
Volver arriba Ir abajo
Capreolus
Baja Voluntaria
Baja Voluntaria
Capreolus


Mensajes : 612
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 41

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 12:56 pm

Un jabalí que me llamó la atención:

todas las noches entraba una piara abundante en ejemplares a una finca sembrada de trigo donde daban gusto a su glotonería y de paso, me enfurecían más como agricultor.
Hasta los mismos cataplines de lo que me parecía al principio una gracia y luego un abuso pues esta finca tiene 5 Ha y su producción por estar donde está es de más de 6 TM/Ha me dispuse a acabar con semejantes tragones a golpe de plomo.

La primera tarde de espera,bien sujeta la Blaser del 7x64, me cepillé,verbigracia, tres marranos de apenas 20 kilos.
No sin antes observar que dentro del numeroso grupo había una jabalina que era "extraña".

A la semana y viendo que no espabilaban y seguían jodiendo el trigo me volví a poner.

Todavía con muy buena luz me volvieron a entrar y mis ojos se fueron directos a la jabalina "extraña". Un tiro de "la carabina" y al suelo. Descerrojé rápidamente y mandé tres salvas con malas intenciones que esta vez no hicieron efecto en estos jetudos cometrigos.
Cuando me acerqué a la jabalina ví que le faltaba toda la pata delantera derecha y estaba perfectamente cicatrizada a la altura del brazuelo y no sólo eso, sino que tenía la mandíbula inferior también partida desde las muelas. Increíble.
La explicación para mí fue fácil : en una batida le tiraron al brazuelo y le partieron toda la pata y cuando secundaron en tiro al animal ya corriendo adelantó mucho el tiro y la partió la mandíbula.

También he visto una jabalí con orificio de bala perfecto en la jeta.

Pero sin duda el animal que más me ha impresionado fué una frágil codorniz que abatí este verano. Como muchos sabrán soy un apasionado cazador de menor y en especial de las codornices. Bien : se queda el perro de muestra, sale la codorniz y la abato sin problemas.
Mi sorpresa es cuando la examino (lo hago con todas las piezas de caza que mato) y veo que tiene las dos patas cercenadas antes de las "rodillas" y en su lugar hay dos muñones perfectamente cicatrizados.
Sólo pude sentir tremenda admiración y mucha pena por ese animalillo y me tuvo pensando toda la mañana en que el tamaño no importa para la bravura y satisfacción de un lance de caza.

Volver arriba Ir abajo
sipy

3ª
sipy


Mensajes : 1731
Fecha de inscripción : 24/10/2011
Edad : 39

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 1:35 pm

Cuando me hicieron novio, me toco en suerte el 2 del barranco de la Nava. Un puesto en el meandro de un arrollo dando vistas a un testero en el que aunque lleno dejaras se podían ver algunas veredas.
Despues de fallar el primer cochino (3 tiros) y abatir el segundo (1 tiro), llegan los perros siguiendo los pasos de éste último. Para mi sorpresa un podenco se para a 3 metros del animal y ladra 2 ó 3 veces, su llamada fu escuchada por algunos compañeros que se iban acercando a unirse a él. En esto veo como sale un guarro enorme de detrás de unas jaras que enviste y lanza a uno por los aires. Se da la vuelta e intenta arrancar a por los que estaban llegando (8 ó 9 metros) y en ese momento los 180gr le hacen caer. Me felicita mi amigo por que me van a hacer novio con 2 guarros y uno de ellos enorme.
Al momento llegan mas perros y los perreros y entre el romper de jaras escuho un leve gruñir. Busco con la vista el lugar de donde proceden y el perrero me alerta de que son rayones. Suelto el rifle y corro como un loco en dirección a las crias a la vez que los perros intentan encontrarlas.
Al llegar consigo ver lo que creía que era un guarro, echado en un encame tupido de jaras y a 4 rayones llamándola y buscando sus mamas. Saqué a los 4, de los cuales uno me llevé yo y los otros 3 el perrero. El mío después de criarse a biberón se soltó en el cotro de Los Pachorra, lo otros 3 por desgracia perecieron.

El ver cómo le había arrebatado su madre a esas crías y verlas asustadas buscar sus mamas mientras gruñían me dejó tocado, y por qué no decirlo, se me empañaron los ojos de lágrimas. Después hubo celebración por el "novio", pero hubiese sido más bonito sin abatir esa guarra.
Volver arriba Ir abajo
romeral

3ª
romeral


Mensajes : 1689
Fecha de inscripción : 15/12/2011
Edad : 47

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 7:22 pm

Jarillo escribió:
Hace bastantes años, en una monetría de la zona fui a rematar una cierva que tenían agarrada los perros. Al llegar a ella, y sacar el cuchillo, el animal empezó a berrear y pude ver como caían lágrimas de sus ojos. Me dio mucha pena, pero rematarla era lo mejor que pude hacer, ya que los perros la tenían medio comida.

Había escuchado eso de que "los animales lloran", pero hasta ese día no lo pude comprobar. Era un remate sin más, pero lo de las lágrimas se me quedó grabado.

A mi me pasó con el mejor corzo que tengo, se le caían las lágrimas y como respeto y signo de admiración le tengo como mi mejor trofeo en el mejor lugar de mi pared.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado




Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 7:43 pm

Pensad que es más lento y doloroso morir devorado... Rolling Eyes

os aconsejo no mirar a la cara a los animales cuando los rematéis y si lo hacéis por favor no lo contéis aquí, que uno no es de piedra. Sad
Volver arriba Ir abajo
romeral

3ª
romeral


Mensajes : 1689
Fecha de inscripción : 15/12/2011
Edad : 47

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 7:55 pm

deperrillo escribió:
Pensad que es más lento y doloroso morir devorado... Rolling Eyes

os aconsejo no mirar a la cara a los animales cuando los rematéis y si lo hacéis por favor no lo contéis aquí, que uno no es de piedra. Sad

Pienso que verles la cara es un acto de respeto, aunque pueda llegar a doler, nunca perder ese respeto y homenaje a un animal al que le hemos ganado la partida en buena liz, en su terreno. Es mi opinión claro y yo tampoco soy de piedra.
Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. 4061443811
Volver arriba Ir abajo
Jarillo
Posta Lobera
Posta Lobera
Jarillo


Mensajes : 4042
Fecha de inscripción : 06/04/2011
Edad : 40

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 10:14 pm

deperrillo escribió:
Pensad que es más lento y doloroso morir devorado... Rolling Eyes

os aconsejo no mirar a la cara a los animales cuando los rematéis y si lo hacéis por favor no lo contéis aquí, que uno no es de piedra. Sad

Algunas veces pienso si es necesario infligir tanto dolor en los animales... Aunque en ocasiones no esté en nuestra manos.
Volver arriba Ir abajo
Roque_

9ª
Roque_


Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 09/01/2012
Edad : 35

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 10:29 pm

Está claro que el ver sufrir a un animal no es plato de buen gusto, "ni siquiera para nosotros los cazadores", aunque los ecologistas no lo crean. Nosotros, aunque parezca paradógico, amamos y respetamos a los animales a los que abatimos, cuando se mata un animal no puedes más que brindarle todo tu respeto y admiración, y agradecerle el lance que te acaba de proporcionar, su bravura, su nobleza... El mismo respeto que merecen cuando nos la juegan y consiguen burlar a nuestros perros y armas, en una lucha de poder a poder han coseguido escapar, chapeau por el animal en cuestión y hasta pronto. Seguro que todos guardamos algún buen recuerdo de algún animal que no conseguimos abatir por su pericia.

La muerte del animal es una parte de la caza, aunque ni mucho menos lo es todo, también es parte de la caza una buena ladra, una puesta de sol o el ayudar a un compañero de la cuadrilla a sacar un jabalí de una zona casi inaccesible. La caza son todas aquellas cosas que nos hacen pensar una y otra vez cuándo será la proxima vez que puedas volver al monte.

Lo que si debemos tener en cuenta, es que a los animales hay que brindarles simpre ese respeto del que os hablaba, si les ganas la partida, merecen una muerte limpia, rápida y con el menor sufrimiento posible.

Perdonad la chapa que os he dado, he tratado de dar mi punto de vista sobre el asunto.

Un saludo amigos.


Última edición por Roque_ el Mar Mar 20, 2012 11:35 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
JVPESTOREJO
00
00
JVPESTOREJO


Mensajes : 2824
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Edad : 54

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeVie Mar 16, 2012 11:21 pm

Roque_ escribió:
Está claro que el ver sufrir a un animal no es plato de buen gusto, "ni siquiera para nosotros los cazadores", aunque los ecologistas no lo crean. Nosotros, aunque parezca paradógico, amamos y respetamos a los animales a los que abatimos, cuando se mata un animal no puedes más que brindarle todo tu respeto y admiración, y agradecerle el lance que te acaba de proporcionar, su bravura, su nobleza... El mismo respeto que merecen cuando nos la juegan y consiguen burlar a nuestros perros y armas, en una lucha de poder a poder han coseguido escapar, chapeau por el animal en cuestión y hasta pronto. Seguro que todos guardamos algún buen recuerdo de algún animal que no conseguimos abatir por su pericia.

La muerte del animal es una parte de la caza, aunque ni mucho menos lo es todo, también es parte de la caza una buena ladra, una puesta de sol o el ayudar a un compañero de la cuadrilla a sacar un jabalí de una zona casi inaccesible. La caza son todas aquellas cosas que nos hacen pensar una y otra vez cuándo será la proxima vez que puedas volver al monte.

Lo que si debemos tener en cuenta, es que a los animales hay que brindarles simpre ese respeto del que os hablaba, si les ganas la partida, merecen una muerte limpia, rápida y con el menor sufrimiento posible.

Perdonad la chapa que os he dado, he tratado de dar mi punto de vista sobre el asunto.

Un saludo amigos

Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras Roque, asin es la caza y es como debemos vivirla los que apreciamos esa lucha entre la vida y la muerte de todos los animales que pasan por nuestras manos, siempre con nuestro respeto a ese animal salvaje que lucho para no dejarse vencer y murio en la batalla, solo permiteme poner mi firma.


"Les quito la vida, sin desearles la muerte"
Volver arriba Ir abajo
Karamojo Bell
Baja Voluntaria
Baja Voluntaria



Mensajes : 1918
Fecha de inscripción : 20/03/2011

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeSáb Mar 17, 2012 12:15 pm

Recechando hace un par de años y después de estar desde las 5 de la tarde esperando a ver si salía un corzo a una siembra que finalmente no salió, cuando empezaba a caer la tarde y como tenía el coche algo lejos me quité y fui dirección al coche poco a poco por si me encontraba algún corzo (o el que buscaba) en siembras cercanas.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Cogí un camino estrecho que hacía la siembra y me dio por mirar hacia atrás con intención de dar un último vistazo a esa zona por si me hubiese quedado o salido algo a terreno abierto. Lo que vi fue un zorro que venía por el mismo camino que yo había cogido y venía en mi dirección. Como nunca tiro los zorros, mi intención era sacarle una foto porque la distancia era buena -sobre los 50 metros- pero la tenía en la mochila y si hacía mucho movimiento seguramente iba a dar el espantazo.

Me agaché hasta quedar sentando en el paso de siembra e ir poco a poco descolgándome la mochila para sacar la cámara pero no me dio tiempo ya que para mi sorpresa el zorro aceleró el paso y cuando llegó a unos 20 metros de mí, también se sentó y se puso a mirar a la siembra que toda la tarde llevaba vigilando yo. La vista, tenía que ser de foto; Yo sentado mirando de reojo para él y el sentado también mirando la siembra. Esperé para ver los movimientos con intención de que se metiese hacia la siembra y ahí ya poder sacar la cámara tranquilamente. Giré la cabeza esta vez hacia la derecha y por el mismo paso de siembra venía una corza, miré por si venía acompañada pero veía sola y no tardó en darse la vuelta dirección a la siembra de dónde venía, todo tranquilamente.

Después de un rato, el zorro se arrancó despacio hacia la siembra y aproveché para levantarme porque lo perdía de vista. Pude observar que el zorro caminaba raro (no lo había apreciado primero porque el terreno lo impedía, pero ahí estaba un poco más limpio), pensaba yo que quizá fuera por el terreno que estaba un poco 'fangoso'; Se paraba bastante, iba muy tranquilo, y cuando volvió a caminar, vi que lo que tenía era cojera y por los movimientos del cuerpo no parecía ser poca cosa. Al verlo cojear, decidí que lo iba a tirar porque no sabía lo que realmente tenía y era posible que estuviese sufriendo. Me agaché para sacar de la mochila el trípode que ya tenía guardado y cuando me levanté para ir abriéndolo el zorro se había vuelto a sentar a unos 60 metros de mi dándome la espalda. No se enteró de nada, yo creo que ni me llegó a ver cuando estuvimos tan cerca y finalmente, le quité el sufrimiento.

Al ir a verlo me encontré que le faltaba la pata derecha delantera a bastante altura, tenía la herida perfectamente curada y cicatrizada, quizá alguna bala le había provocado eso y aunque de eso no se iba a morir, yo tampoco sabía bien lo que tenía.

Y aunque encuentros con ellos tuve muchos, nunca los tiré, a si que ese fue el primer zorro que cobré. De la pata estaba cojo, pero la dentadura era para verla.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La fuerza que tienen los animales de monte, no está escrita.
Volver arriba Ir abajo
Morral

2ª
Morral


Mensajes : 1835
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Edad : 37

Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitimeMiér Mar 21, 2012 1:02 pm

Gracias a todos por contar algunas de las situaciones en las que uno se queda perplejo y entristecido al verlas. Seguro que todos hemos vivido varias veces situaciones de esas. Yo recuerdo ahora mismo dos, una que precisamente me la recordó mi padre el otro día al recordar tiempos pasados (y que ya contaré en otro momento) y otra que me ha vuelto a la mente a raíz de lo que pone Diego (gracias).

La segunda, fue el año pasado, dando unos ganchitos, en los que lo pasamos muy bien varios de los compañeros que por aquí andan y acompañado por Arancha. En el primero había cobrado ya varias hembras y algún macho, y se había cazado muchísimo en general. De camino al segundo vimos una pelota inmensa de reses, que se conoce que acabó saliéndose por algún lado. Pero ahí estábamos esperando a que aquella pelota aparecería por algún lado. Alguna cierva hizo acto de presencia, pero si mal no recuerdo, las fui dejando pasar, no sólo por mí, sino también por Aranchita a la que le da mucha penina. No iba yo a tirar más ciervas, pero terminando el gancho, me entró una pelota de cinco ciervas y una gabata, entre las que se distinguía que una de ellas "andaba muy raro". En esa zona había bastante viso, así que tenía que esperar a que llegaran a la vaguadita donde si enterraba el tiro. Cuando llegaron, se pararon un poco y con un árbol en medio se apegotonaron, pero vi que a la que quería tirar se había quedado por delante de las otras dos y en medio. No había peligro de darle a la que estaba más adelantada, pero justo había otra detrás de la cierva, así que la disparé un poco trasera, por si acaso. Me aseguré de no haber pinchado a la que estaba detrás y acabé rematando, no sin dificultades, la pobre cierva. Efectivamente, cuando llegamos a ella tenía un muñón en mitad de su pata derecha, creo que era la delantera.

Tenía el vídeo del lance a mano, y en el que se puede apreciar que le falta media pata y que aún así, apenas se nota que trota "distinto". Lo duros que son y lo que llegan a aguantar los pobres, "nuestros queridos bichos".

Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado





Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Empty
MensajeTema: Re: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.   Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos.
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Caza & Armas :: Las penurias por las que pasan nuestros queridos bichos. Zzzzzz12 GENERAL :: General-
Cambiar a: