Caza & Armas
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.



 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

 

 Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.

Ir abajo 
+6
Asterix
Pizarro
javigb
BBF
viti
El Tusillo
10 participantes
AutorMensaje
El Tusillo

9ª
El Tusillo

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 07/08/2011
Edad : 68

Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Empty
MensajeTema: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.   Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Icon_minitimeLun 09 Ago 2021, 21:22

Mi amigo era un cazador empedernido tan aficionado a la caza que nunca pudo encontrar una novia que comprendiese o aguantase tan desaforada afición que ocupaba todo su tiempo libre. Cuando no estaba tras las perdices estaba tras las becadas y si no tras los conejos y si no en espera de jabalí. El caso es que ninguna de las jóvenes que se cruzaron en su camino durante las épocas de veda, logró superar la temporada siguiente junto a él.
Los años fueron pasando, las fuerzas fueron mermando y mi amigo se pasó de la perdiz y las becadas a otras cazas menos sacrificadas así que descubrió los corzos y los recechos de la caza mayor, con un andar pausado que únicamente requiere el esfuerzo de sacar la caza del monte. Las batidas no le hacían “tilín” por aquello de que el miedo es libre y que un par de conocidos y un amigo habían pasado demasiado jóvenes a los “grandes cazaderos de Manitú” por culpa del “fuego amigo”.
El caso es que para combatir la soledad del solterón se le ocurrió apuntarse a unas clases de bailes latinos que daban en el Club de Jubilados de su barrio. No estaba jubilado pero le faltaba poco, además no se exigía ninguna edad para apuntarse por lo que había alumnos de todas las edades y la profe estaba…
Allí es donde conoció a una militar profesional, deportista y montañera como todo militar de las unidades de infantería, pero que cuando dejaba el uniforme era una urbanita empedernida a la que le encantaban, las minifaldas y los taconazos, cuya gran afición eran los bailes latinos y en especial la bachata y la salsa.
El caso es que pese a la diferencia de edad se compenetraron muy bien en el baile y tras algunos ensayos de coreografías, algunas cenas de grupo y alguna otra cena a solas la Cabo Primero descubrió que también le gustaba el lomo de corzo a la plancha y dar mimos a la teckel de mi amigo que miraba con ternura esperando algo de los comensales. Tras algunas cenas más llegaron a un convenio de “custodia compartida” de la teckel. Ella la tenía en su casa dándole mimos salvo que mi amigo fuese de caza o ella estuviese de maniobras.
Fruto del convenio surgió la idea de que le acompañaría a mi amigo a cazar corzos en primavera. Es curioso el conocimiento tan escaso del medio natural que tenía la militar. Era capaz de salvar desniveles, escalar en roca y esquiar en nieve virgen, pero para ella todo lo que había en la naturaleza eran “bichos” y la mayoría “bichos asquerosos” como las garrapatas, las arañas y los alacranes del campo de maniobras de San Gregorio contra los que había que usar repelentes.
De todos modos para detectar “bichos” tenía una vista de águila, una vista privilegiada para ver la caza en el monte, tomar referencias y transmitirlas al compañero. Siempre veía al corzo o la corza o lo que fuese antes que mi amigo que llevaba toda su vida cazando y no era precisamente cegato.
A su vista privilegiada le debe más de un buen lance y el correspondiente trofeo, además de la desesperación de no encontrar lo que ella estaba viendo. Solían tener conversaciones del tipo: “¿No ves aquel bicho?” “Mira a las dos, donde el pino grande con la rama seca a la derecha, cuenta tres pinos pequeños por la derecha y justo encima de esa mata más rojiza está.” Mi amigo.- “No lo veo” Ella.- “Es que ahora se ha agachado. Mira ahora asoma”. Mi amigo: “Ah sí es un macho joven”. De esas podían tener cinco en una tarde si el puesto de espera tenía buenas vistas. Hasta que de repente aparecía uno, fuese bueno o no, a menos de doscientos metros y en silencio lo freía a codazos.
A finales de diciembre mi amigo le propuso irse de la ciudad para pasar dos o tres días tras los ciervos y los jabalíes en un coto a doscientos kilómetros y ella que estaba de vacaciones navideñas aceptó encantada.
Salieron antes de amanecer subiendo poco a poco por un camino y pronto le avisó de que estaba viendo “un bicho”. Ya hemos dicho que para ella todo son bichos. Efectivamente el bicho era un ciervo macho que no llegaba ni a vareto con dos puntas de una cuarta de largas y un cuerpazo del tamaño de una cierva que, por supuesto, mi amigo no había visto. El animalito venía comiendo hacia ellos y al final se quedó mirándolos a setenta metros. Tras contemplarlo un rato siguieron hacia arriba y nuevamente fue ella la que a más de seiscientos metros vio a cuatro machos, por comparación los dos atrás eran buenos, pero ellos también los habían visto, no dieron ninguna opción de acercamiento y se fueron corriendo hacia el monte mientras los contemplaban con los prismáticos y tomaban buena nota del punto de entrada al pinar. Acto seguido un machete de ocho puntas se les quedó mirando a doscientos metros. Lo apuntó con el rifle apoyado en el trípode y decidió no tirar, si hubiese sido cierva le habría tirado porque para el aprovechamiento de la carne era ideal ya que estaba en el mismo camino y podían acceder con el coche hasta ese lugar. Siguieron andando y subiendo, ella siguiendo el dicho montañero, andaba como viejo (a) para llegar como joven y mi amigo andaba como viejo para llegar de p… pena. Por fin traspusieron al valle siguiente pero ya no vieron ninguna pieza más en toda la mañana salvo un corzo que dio un salto en el brezal y desapareció.
Al atardecer fueron a hacer una espera en el punto donde habían visto los machos grandes entrar al monte, pero no salió nada.
Al día siguiente nuevamente fueron a ver si los machos estaban aquerenciados en la ladera donde los habían visto, pero no aparecieron ni ellos ni ninguno. Mi amigo dice que no sabe qué tienen los machos viejos, pero una vez que te ven no hay manera de que regresen al mismo punto y hora, por lo menos en unos días. Por algo son viejos. Eso sí, al bajar hacia el coche el tontorro de ocho puntas y el vareto otra vez mirándolos como miran las vacas a los turistas.
En vista del poco éxito con los ciervos decidieron que a la tarde-noche probarían con los jabalíes.
Se pusieron a la espera del jabalí, pero los jabalíes no quisieron hacer ni caso del cebo, como ese año tenían muchísima bellota pasaron de largo tras entrar toda una familia unos instantes en la plaza.
Al día siguiente al mediodía las obligaciones les exigían regresar a la capital y decidieron cambiar a otra zona en la que mi amigo tenía vista una manada de ciervas y algún macho joven que no tiró en la berrea pero tirable a finales de temporada. Se trata de un cerro rocoso desde el que se rodea una amplia zona de brezos altos con algunos claros y robledal alrededor. Un tiradero muy amplio y con muchas opciones pues también suelen pasar jabalíes.
Llegaron de noche pegando resbalones en los charcos helados del camino y se instalaron en lo alto del cerro. Cuando todavía no había amanecido del todo, ella le avisó de que estaba viendo otro “bicho” y efectivamente, a la espalda entre los brezos a unos 150 metros venía comiendo un ciervo macho. A vista mi amigo le calculó rápidamente doce puntas por lo que le pareció suficiente trofeo para gastar el precinto que le quedaba, pero el animal al estar más bajo detectó algo en el horizonte del cerro donde estaban apostados, se mosqueó y quedó mirando hacia ellos con lo cual mi amigo se tuvo que inmovilizar y no quiso ni echarse los prismáticos a la cara para valorarlo bien, a ver si se tranquilizaba y seguía comiendo. Tras un rato que se hizo eterno estando los tres “de muestra” comenzó la huida en diagonal con un trotecillo suave pero sin parar de mirar atrás y mientras la pareja seguía haciendo la estatua. Aprovechando que el ciervo se desenfilaba al atravesar una pequeña vaguada mi amigo buscó rápidamente una posición de tiro que encontró sentándose en el suelo con apoyo del codo izquierdo en una piedra y el derecho en la rodilla, el ciervo salió de la vaguada y se seguía alejando al trote y mirando hacia su posición, tirarle mientras trotaba no le daba ninguna seguridad así que prefirió esperar a ver si hacía alguna paradita. Cuando entró en los primeros robles del bosque se debió sentir más seguro e hizo una pequeña parada, suficiente para que mi amigo que no tira nada mal, parase el punto rojo del visor en su pecho y disparase con los seis aumentos que tenía puestos. Tras el disparo salió corriendo y desapareció en la espesura pero mi amigo había oído “plooff” aunque ella le dijo con pena “lo has fallado se ha ido corriendo”. De todos modos, tenían que ir a ver si había sangre, así que le dijo que le ayudase con las referencias de los puntos en que había disparado y de entrada al monte, pero ella ya tenía todas las referencias en su cabeza. Pero una vez aclarados los puntos de referencia con su ayuda quedaba lo peor, con un brezal tan alto y espeso había que dar un gran rodeo para llegar al punto donde el ciervo había entrado en el robledal y la posibilidad de no acertar era muy grande. Es entonces cuando apareció la utilidad del buen entrenamiento militar. Ella sacó una brújula de su mochila y le dijo a mi amigo que midiese las distancias con el telémetro. Midió 287 metros al punto en que le disparó y ella tomó el rumbo al punto de disparo y al último punto en que lo vio perderse en el monte que estaba a 310 metros.
Tras dejar un pedazo de papel higiénico en el lugar del disparo como referencia, con la emoción del momento y el miedo a haber “empanzado” regresaron al coche, cogieron la mochila grande, los cuchillos y las bolsas de carne y a la Katy, la teckel. Todo, perrita incluida, dentro de la mochila y fueron rodeando el brezal por donde podían y la espesura les dejaba hasta llegar al punto de confluencia de distancia y donde ella decía que era justo el rumbo inverso hacia el punto de disparo, donde observaron con alegría que estaban a una senda muy clara y manchas de sangre rosada de pulmón. Bajaron a Katy de la mochila y la pusieron en el suelo con la traílla y rápidamente se puso con rastro y a eso de unos cincuenta metros lo encontraron muerto en la misma senda. Era un ciervo sano con buen cuerpo y gordo aunque no tenía más que diez puntas pero el trofeo era bastante largo, relativamente grueso y simétrico. Tenía un tiro perfecto en el centro del pecho que atravesó ambos pulmones. El error de mi amigo al juzgarlo a vista es que le vió tres luchaderas por cuerna (luchadera y dos candiles) con lo que supuso que tendría otras tres o cuatro puntas en la palma pero no, en la palma solamente tenía dos haciendo una horquilla. De todos modos, pasada la berrea era muy difícil volver a ver a los grandes pavos a tiro, así que se dio por satisfecho con el pavo de 15 puntas de la berrea que no fue medalla por faltarle 3 puntitos y por bien empleado el último precinto con el de diez puntas. Tras trocearlo se fueron para casa y hubo más cenas esta vez de lomo de ciervo.
Por cierto que la joven continuó su carrera militar ingresando en la Academia de Suboficiales y buscó nuevos horizontes, pero mi amigo desde entonces cuando va de rececho lleva siempre una brújula en el bolsillo izquierdo de la camisa (junto al corazón).

A lobaton, Cob defassa y a MELENAS65 les gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo
viti
Administrador
Administrador
viti

Mensajes : 19212
Fecha de inscripción : 19/03/2011
Edad : 54

Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Empty
MensajeTema: Re: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.   Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Icon_minitimeLun 09 Ago 2021, 21:57

GRACIASSSS
Volver arriba Ir abajo
https://www.cazayarmas.org
BBF
Moderador
Moderador
BBF

Mensajes : 910
Fecha de inscripción : 25/11/2019

Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Empty
MensajeTema: Re: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.   Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Icon_minitimeLun 09 Ago 2021, 22:00

Bonita historia.

Gracias por compartir.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
javigb
Moderador
Moderador
javigb

Mensajes : 3447
Fecha de inscripción : 21/03/2011
Edad : 51

Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Empty
MensajeTema: Re: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.   Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Icon_minitimeMar 10 Ago 2021, 09:18

Buena historia y bien narrada. Gracias por compartirla. Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. 4061443811 Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. 4061443811

_________________
Imposible es sólo un estado de ánimo.
Vive tu vida de tal manera que cuando tus pies toquen el suelo por la mañana, hasta el Diablo se estremezca y diga...."¡¡¡Hostiaaaaa...  Este tío ya se levantó....!!!
Volver arriba Ir abajo
Pizarro
Administrador
Administrador
Pizarro

Mensajes : 5451
Fecha de inscripción : 18/04/2011

Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Empty
MensajeTema: Re: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.   Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Icon_minitimeMar 10 Ago 2021, 09:52

Me ha gustado. Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. 4061443811 Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. 4061443811

_________________
"Papá he oido un crac..."

Un saludo

C.G.LL.
Volver arriba Ir abajo
Asterix
0
0
Asterix

Mensajes : 2353
Fecha de inscripción : 21/12/2012
Edad : 72

Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Empty
MensajeTema: Re: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.   Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Icon_minitimeMar 10 Ago 2021, 19:07

Excelente relato y muy bien contado. Enhorabuena.
Volver arriba Ir abajo
Jager
Moderador
Moderador


Mensajes : 2646
Fecha de inscripción : 19/01/2012
Edad : 62

Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Empty
MensajeTema: Re: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.   Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Icon_minitimeMar 10 Ago 2021, 22:11

¡Bonita historia1

Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. 3938094336 Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. 3938094336
Volver arriba Ir abajo
Scutarii

7ª


Mensajes : 712
Fecha de inscripción : 27/10/2016

Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Empty
MensajeTema: Re: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.   Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Icon_minitimeMiér 11 Ago 2021, 09:37

Muchas gracias, curiosa historia.
Volver arriba Ir abajo
BonusEventus
EN PROCESO DE ADMISIÓN
EN PROCESO DE ADMISIÓN


Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 25/06/2017
Edad : 56

Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Empty
MensajeTema: Re: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.   Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Icon_minitimeMar 24 Ago 2021, 19:08

Bonito relato, sobre todo porque tener una novia o esposa que la dejes los domingos en casa es muy complicado, y lo digo por experiencia. A mi esposa le encanta ir conmigo a los recechos a pesar de los madrugones y a algunas batidas con los amigos, se pone tan a cien como yo cuando oye que entra el cochino...

También que la tecnologia nos ha vuelto tontos. Ahora con un GPS nos creemos los reyes del mambo, pero cuantas veces un plano, una brujula, y sobre todo saber usarlo es mas importante que llevar el Garmin o un teléfono. Saber triangular es fundamental, y en el ejercito se saben hacer las cosas cuando la tecnologia falla. A pesar de ser redundante a mi Garmin y telefono, llevo brujula, mapa y una linterna siempre en la mochila.
Volver arriba Ir abajo
Hilario-
Mostacilla
Mostacilla
Hilario-

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 08/01/2020
Edad : 46

Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Empty
MensajeTema: Re: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.   Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Icon_minitimeLun 30 Ago 2021, 16:00

Gracias. Tan bonito como interesante.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Empty
MensajeTema: Re: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.   Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
Una pareja de baile bien compenetrada en la caza.
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Caza & Armas :: Una pareja de baile bien compenetrada en la caza. Zzzzzz12LA CHIMENEA :: Relatos-
Cambiar a: