Caza & Armas
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.



 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

 

 MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO

Ir abajo 
3 participantes
AutorMensaje
cooper
Vieja Gloria
Vieja Gloria
cooper


Mensajes : 2614
Fecha de inscripción : 19/09/2011
Edad : 65

MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Empty
MensajeTema: MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO    MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Icon_minitimeSáb Dic 27, 2014 10:13 pm

Queridos amigos , por fin y gracias a la visión del Delegado de Defensa de Asturias y con la colaboración del amigo Artemio Mortera , gran especialista en armamento y colaborador de la revista en su dia Armas y Armas y Municiones , junto a un grupo de colaboradores entusiastas , han conseguido recuperar y rejuvenecer , las grandes piezas de que disponía la Fabrica de Armas de Oviedo .

Las presentan en un pequeño Museo en la propia Delegación , el cual visitaré en cuanto me sea posible .

Bravo por todos ellos , así se hacen las cosas , un abrazo para Artemio y Cía .

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
viti
Administrador
Administrador
viti


Mensajes : 19778
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 55

MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Empty
MensajeTema: Re: MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO    MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Icon_minitimeSáb Dic 27, 2014 10:15 pm

que bien estaria alguna de esas joyas del ALFONSO XIII en ese museo...

_________________
EL PEOR ENEMIGO DE UN ARMA ES EL OXIDO Y LOS POLITICOS
TU ODIAS A ESPAÑA YO A TU PUTA MADRE¡¡¡¡¡¡
Volver arriba Ir abajo
https://www.cazayarmas.org
cooper
Vieja Gloria
Vieja Gloria
cooper


Mensajes : 2614
Fecha de inscripción : 19/09/2011
Edad : 65

MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Empty
MensajeTema: Re: MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO    MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Icon_minitimeSáb Dic 27, 2014 10:17 pm

En la Fabrica de Oviedo no se hacían escopetos.................... MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  196738645 MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  1566185471

Solo Winchester..................
Volver arriba Ir abajo
Asterix
0
0
Asterix


Mensajes : 2486
Fecha de inscripción : 21/12/2012
Edad : 73

MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Empty
MensajeTema: Re: MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO    MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Icon_minitimeDom Dic 28, 2014 4:18 am

Una excelente iniciativa, esperamos reportaje?.
Volver arriba Ir abajo
cooper
Vieja Gloria
Vieja Gloria
cooper


Mensajes : 2614
Fecha de inscripción : 19/09/2011
Edad : 65

MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Empty
MensajeTema: Re: MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO    MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Icon_minitimeSáb Dic 24, 2016 11:37 pm

LAS FABRICAS DE TRUBIA Y DE LA VEGA EN OVIEDO

EL PASEO DE LOS VASCOS HACIA ASTURIAS

PRIMERO LA VEGA Y EL CONVENTO .


Historia de la Fábrica de armas de Oviedo y los trescientos o más vascos emigrantes .

A finales del siglo XVIII todas las fábricas españolas de material de guerra se localizaban cerca de la frontera con Francia.

Las fábricas de municiones se encontraban en Eugui y Orbaiceta, en el norte de Navarra, y en San Sebastián o San Lorenzo de la Muga, en Gerona, mientras que las principales fábricas de fusiles se localizaban en Placencia, Éibar y Durango (Guipúzcoa y Vizcaya respectivamente) y Ripoll en (Gerona).


El cambio que en las relaciones con Francia supuso la Revolución Francesa hizo que el Consejo de Estado, en sesión de 18 de junio de 1792, examinara «la seguridad de las fábricas» de armas y que se estudiara la «posibilidad de establecer otra u otras» que fueran «subsistentes, seguras, abundantes y económicas en todo tiempo».

La Guerra de la Convención (1793-1795) que enfrentó a España con la Francia surgida de la revolución aceleró la necesidad de buscar nuevos emplazamientos, pues tanto las fábricas de Eugui y Orbaiceta como la de San Sebastián de la Muga cayeron en poder de los franceses, y se paralizó la producción en las de fusiles.


Fue así cómo fue elegida Asturias para la ubicación de dos fábricas de armas, la de Armas Municiones Gruesas de Trubia y la de Fusiles y Armas Ligeras de Oviedo. Con el objetivo de poner en marcha el proyecto, vino a Asturias en los primeros días de abril de 1794 el teniente coronel Ignacio Muñoz, subdirector de las fábricas de Eugui y Orbaiceta, acompañado del capitán Jerónimo Tavern.

El 22 de septiembre de 1794, por una real orden se comunicaba a Jovellanos que el Rey había confiado el encargo «de las Fábricas de Municiones de Guerra y de Fusiles que ha resuelto  se erijan en ese Principado de Asturias» al brigadier Francisco Vallejo, teniente coronel del Real Cuerpo de Artillería, y se solicitaba del asturiano que colaborara con él «franqueándole todas las noticias que puedan ser útiles al cabal desempeño de su comisión». En octubre de ese año llegó a Oviedo , Vallejo y se encargó de la dirección con el doble cometido de llevar adelante las obras en Trubia y establecer una Fábrica de Fusiles en Oviedo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Para poner en marcha la fábrica de Oviedo, se trasladaron a la capital asturiana «dos examinadores de los que había en la Fábrica de Armas de Placencia con el número de operarios de la misma que se pueda para dar el principio a la elaboración de fusiles». Uno de ellos habría de encargarse de la compra de planchas de hierro en las ferrerías de Vizcaya para los cañones de fusil, y acero para los muelles y demás piezas de la llave. El otro se encargaría de reclutar el mayor número posible de operarios de todas clases en las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa, de los que habían trabajado en la fábrica de Placencia, y suministrarles las cantidades necesarias para que pudieran hacer el viaje a Oviedo.

En la capital asturiana tendrían libertad para alojarse en la propia ciudad o en los pueblos próximos, quedando libres «de gabelas, alojamientos y cargas concejiles todo el tiempo que se empleen en la construcción de fusiles para el Rey».


El primer lugar elegido para establecer la fábrica fue el antiguo Colegio de los Jesuitas en Oviedo, situado en el lateral de la iglesia (actual parroquial de San Isidoro) y donde hoy se encuentra la plaza. No pudo ser, ya que se opuso a ello el obispo, que ambicionaba ese local para destinarlo a Seminario y presionó ante el Consejo de Estado.

Hubo que optar entonces por el palacio del Duque del Parque, situado en el Fontán, junto a la Casa de Comedias (actual biblioteca). El palacio se alquiló en 6.475 reales anuales y permitió su uso casi inmediato sin apenas necesidad de obras de adaptación. La planta baja se destinó a almacén de hierro, acero, carbón vegetal y otros efectos, además de la cocina, la fragua experimental y cuartos de armeros para el examen de las armas presentadas. En el piso principal se habilitaron las salas destinadas a armería, con capacidad para 3.660 fusiles, y los cuartos de examen, engrase y embalado de las armas. En el jardín del palacio se instaló un «probadero de cañones con dos fraguas para examinadores».

El trabajo lo realizaba cada maestro en su casa y a la fábrica se acudía a entregar el producto. Allí era examinado y en su caso aprobado por los maestros examinadores del Rey, «a presencia del oficial de Artillería». Así, pues, la fabricación propiamente se llevaba a cabo en varias localidades, de tal manera que la Fábrica de Fusiles de Oviedo se constituyó como un complejo industrial disperso con centro en Oviedo, en el que pronto se planteó la importancia que en el coste final tenían los gastos de transporte.

En las villas de Mieres y Grado se establecieron los cañonistas, que instalaron en la villa moscona seis barrenas en molinos harineros para taladrar los cañones. En Trubia se asentaron los bayonetistas, que también aprovecharon las aguas del río Nalón para construir una máquina hidráulica de afilado y desbaste de las bayonetas. Los llaveros instalaron sus fraguas, en número de catorce, en Soto de Ribera, Puerto y Las Caldas, a orillas del Nalón y muy próximos a Oviedo. Los cajeros y fundidores de latón para guarniciones y abrazaderas se acomodaron en Noreña y en la propia ciudad de Oviedo.

Pese a todas las deficiencias que tal dispersión implicaba y la provisionalidad de algunas de las instalaciones, la Fábrica de Fusiles de Oviedo comenzó a funcionar ya en los primeros meses de 1795 y a finales de abril los llaveros ya entregaban sus primeras piezas y poco después, a mediados de verano ya se completaban los primeros fusiles.

La mano de obra procedía sobre todo de Guipúzcoa, de donde vinieron un total de 110 armeros que en febrero de 1794 ya se hallaban en Asturias , después de una agotadora marcha de cinco semanas en carros tirados por bueyes . Lo hicieron acompañados de sus familias, parteras, médicos cirujanos y hasta curas , para confesar en su idioma , lo que sumaba un grupo de más de 300 personas.

Entre estos primeros técnicos vascos aparecen ya apellidos que aún hoy siguen presentes en Asturias, como Aguirre, Alberdi, Bascarán, Echevarría, Egocheaga, Guisasola, Larrañaga, Zuazua .

Posteriormente fue aumentando su número con más armeros guipuzcoanos y vizcaínos, hasta llegar a los 300, a los que se sumaban otros 200 artesanos locales (carpinteros, carboneros, martilladores).

Al producirse la invasión francesa, la producción de fusiles se trasladó al occidente de Asturias, aunque algunos de los maestros armeros marcharon fuera de Asturias a otras fábricas, lo que hizo que se resintiera la fabricación, que no superaba los 150 fusiles y 50 pistolas por mes. Tras la guerra la fábrica volvió a Oviedo y regresaron también los maestros armeros que se habían dispersado, alcanzándose otra vez las cifras de producción de antes de la guerra.

En 1856 tuvo lugar la centralización de los talleres, escogiéndose el emplazamiento ocupado por el monasterio de la Vega, que fue derribado –si bien, algunas piezas arquitectónicas fueron depositadas en el Museo Arqueológico de Asturias-.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Hasta ese momento los maestros armeros habían trabajado en sus casas o en pequeños talleres, realizando las piezas que luego se entregaban a la casa-fábrica situada en el citado palacio; tal mecanismo productivo, de carácter gremial, dio paso, al no poder satisfacer la demanda, a la creación de un gran taller industrial.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Se abre así una moderna factoría dirigida por Elorza que en 1857 ya posee talleres de armería y maquinaria impulsada
por vapor y da empleo a 700 armeros y 250 obreros auxiliares.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Monumento al General Elorza.

La Fábrica de Armas de Oviedo produce modelos como las carabinas del 57, fusiles del 59 y a partir de 1870, los Remington.

En 1871 la demanda ocasionada por la Guerra Carlista hace elevar el número de trabajadores hasta los 1.000 obreros, alcanzando la producción de 30.000 fusiles y tercerolas.

Antes de concluir el siglo XIX se diversifica la producción con modelos como el fusil copia Winchester para la Guardia Civil o el Mauser, arma reglamentaria del ejército.

A lo largo de la segunda mitad del siglo XIX se le irían agregando a la fábrica un almacén de madera, un economato y una cooperativa, viviendas para los encargados, una biblioteca, un museo y una escuela de enseñanza básica.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Asociada a la fábrica se creó una Escuela de Aprendices, encargada de formar obreros cualificados. El origen de este centro se retrotrae a 1857, cuando se concluyó que los hijos de los obreros de la empresa debían tener derecho a trabajar junto a sus padres, a quienes correspondía adiestrarles en el oficio.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Durante la primera mitad del siglo XX La Vega liga su carga de trabajo a la fabricación de  la ametralladora Hotchins, desde 1931, el fusil ametrallador FAO, desde 1941 y la ametralladora  Alfa, desde 1953.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

A partir de 1958 comienza a producirse a gran escala el fusil de asalto CETME, arma reglamentaria del ejército español, lo que constituirá un auténtico éxito en la historia de la Fábrica de la Vega al quedar incorporada, en 1960, a la Empresa Nacional Santa Bárbara de Industrias Militares S. A., dependientes del INI.

En esta etapa se encarga de la fabricación del fusil auxiliar del cañón antiretrocseo  M-8, desde 1968, la ametralladora MG 3 Rheinmetall y los misiles Roland y Hot, entre otros.

A instancias del Ministerio de Industria en un primer momento y posteriormente del Ministerio de Hacienda, por mediación de la SEPI, la fábrica acometerá planes de diversificación, renovación tecnológica y saneamiento financiero.

Desde el año 1990 participó en la producción de componentes aeronáuticos, manteniendo acuerdos de colaboración industrial con Rolls-Royce y Mc.Donnell-Douglas y colaboró en proyectos como el avión europeo de combate o el vehículo ligero blindado Pizarro, destinando a la demanda civil tan sólo un 25% de la producción total.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Ya en el siglo XXI , el SEPI y posteriormente General Dynamics por compra al Gobierno español , decide su cierre y traslado de sus existencias y maquinaria a Trubia , donde continuan las pequeñas producciones de cañones y vehiculos blindados .

El Ministerio de Defensa ha recuperado de la extinta Fábrica de Armas de Oviedo casi medio millar de piezas entre armas, maquetas, documentos y otros elementos que constituyen un tesoro histórico legado por una factoría fundada en 1856 y que cerró sus puertas en 2013.


La fábrica de La Vega, que ocupa un terreno de 120.000 metros cuadrados casi en el corazón de Oviedo, abasteció desde sus orígenes a las Fuerzas Armadas, a los diferentes cuerpos de seguridad y produjo también armas de uso deportivo para el mercado civil.

Tras la privatización de la Empresa Nacional Santa Bárbara, la planta fue gestionada en los últimos años por la multinacional estadounidense General Dynamics, que en 2013 determinó su cierre para concentrar toda su actividad en la cercana factoría de Trubia.

Las instalaciones de Oviedo encerraban un "Auténtico tesoro" en su interior que fue hallado cuando las autoridades militares se hicieron cargo de la planta en el proceso de reversión de las instalaciones, que son propiedad de las Fuerzas Armadas.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Más de 400 armas, algunas de ellas ejemplares únicos en el mundo, abundante documentación, réplicas en miniatura a escala y otros elementos que forman parte de la historia han sido traslados a la sede de la Delegación de Defensa para ser restauradas y clasificadas por un grupo de catorce reservistas a las órdenes del historiador Artemio Mortera, amigo y colaborador de la revista “ ARMAS “ un gran especialista en armamento militar. "Es una colección de un valor incalculable y seria bueno que pudiera quedarse en Oviedo, para poder exponerse y ser objeto de estudio", ha declarado   el coronel Vicente Bravo Corchete, delegado de Defensa en Asturias.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Algunas de las piezas recuperadas han sido guardadas en vitrinas en una planta de la sede de la Delegación de Defensa con la intención de que en el futuro la colección pueda formar parte de un museo. Los primeros fusiles "Oviedo" del calibre 7 x 57 mm. Mauser, que se utilizaron en la guerra de Cuba y en la Guerra Civil española forman parte de esta colección, pero no son los más valiosos .


El arma más rara es un prototipo de fusil semiautomático construido sobre la base de uno de repetición a cerrojo para aprovechar las piezas existentes en los arsenales. Cuando las primeras armas semiautomáticas demostraron su superioridad táctica en combate, las autoridades de la fábrica ordenaron a los ingenieros diseñarlas con el material existente. El resultado fue un híbrido que reemplazaba el movimiento manual del cerrojo por un mecanismo de toma de gases de la deflagración de la pólvora en el cañón, que, si bien era fiable, no fue aprobado por el Ejército porque lo consideró lento.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La colección incluye también una copia exacta de un Winchester 92 de palanca en calibre 44-40 de una serie producida en Oviedo saltándose la patente de la firma norteamericana. Una de las mayores curiosidades son las replicas a escala en miniatura de armas que podrían disparar si tuviesen la munición adecuada, que fueron construidas como trabajo de "fin de carrera" por los centenares de aprendices que pasaron por las instalaciones de Oviedo y de Trubia.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Eran los propios padres trabajadores quienes enseñaban el oficio a sus hijos, como ha quedado documentado en una fotografía de la época que ha sido recuperada con el resto de material.


También se guarda un libro con la firma del rey Alfonso XIII cuando en 1902 y a la edad de 16 años visitó la planta , así  como un reloj de péndulo francés, sistema Lambert de 1870, que registraba mediante fichas la entrada y salida de los empleados.

Otras piezas de mayor tamaño, como la campana de la iglesia y la verja de la puerta de la fabrica permanecen en el mismo sitio a la espera de que se tome alguna decisión sobre el futuro de un legado que incluye dos cañones de acero Krupp utilizados en la guerra de Cuba y una lámpara de techo de dos toneladas forjada en La Vega.

El tiempo y los aires políticos nos dirán que va a pasar con estas instalaciones , autenticas reliquias industriales , pero eso será historia y ya estamos en el 2.016 .
Volver arriba Ir abajo
cooper
Vieja Gloria
Vieja Gloria
cooper


Mensajes : 2614
Fecha de inscripción : 19/09/2011
Edad : 65

MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Empty
MensajeTema: Re: MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO    MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Icon_minitimeSáb Dic 24, 2016 11:41 pm

EL RECUERDO DE SUS TRABAJADORES

UN HOMENAJE

Trescientos vascos llegaron a pie, en pleno invierno, atravesando montañas. Viajaron durante cinco semanas hasta lograr su objetivo, instalarse en Oviedo y Trubia para fundar unas fábricas de armas.

Llevaban con ellos a sus propios cirujanos, parteras y curas para confesarse en vasco , cuentan los historiadores.

Carlos IV consideraba que la zona fronteriza no era segura para esta industria; corría 1794, el terror posterior a la Revolución gobernaba Francia y una Real Orden firmada en Aranjuez cambió para siempre la vida industrial de Oviedo.

Al principio, la producción era casera y los oficiales acumulaban las armas recogidas en unos cobertizos instalados en la huerta del Palacio del Duque del Parque, junto a El Fontán.

63 años después, en 1857, el Ministerio de la Guerra dejó de pagar el alquiler de 6.475 reales de la casona.

El Ayuntamiento había ofrecido al Estado unos terrenos medidos en varas en La Vega, zona situada «a un cuarto de legua de Oviedo», según un documento de la época. «El Ayuntamiento se aparta y desiste por sí propio y por los demás que le sucedan en el mismo cargo de todo derecho o acción que pudiera corresponder», reza la escritura del acuerdo entre administraciones, gracias a la que el 10 de junio de 1857 entraron los primeros trabajadores de la Fábrica de Armas de Oviedo a su nueva sede, un antiguo convento de monjas benedictinas.

Amador García, que fué presidente del comité de empresa, conoce esa sensación de la primera vez. Un salto en el tiempo lleva a 1962, año en que él entró en la Escuela de Aprendices como miembro de «la primera promoción 'civilizada', porque hasta esa época eran aprendices militarizados». Explica que le impresionaron , el trabajo, la seriedad y la disciplina.

Aún recuerda una de las frases pintadas en las paredes del complejo: «Aprende para la vida, no para la escuela».

Después  se encargaría  de negociar con Santa Bárbara Sistemas un futuro laboral poco claro y que dejaría a muchos en la calle, lejos ya de aquel niño de 14 años que vestía un uniforme con un tabardo azul, la marca de los aprendices.

Los 320 empleados que tenía  La Vega en 2007 viven una incertidumbre similar a la que soportaron sus predecesores, 150 años atrás , muchos acabaron en Trubia los demás a casa jubilados anticipadamente o al paro.

Carta a Isabel II

Desde los inicios hubo crisis. El delineante Santos A. Cañal las recoge en sus trabajos de investigación sobre la historia de la factoría, publicados por el Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA).

Una de ellas la provocó el Ayuntamiento en 1902, cuando casi se suspenden los trabajos por falta de suministro de agua. Otra, más seria, se dió entre 1823 y 1825, años en los que la producción de armamento cesó con el retorno del rey Fernando VII y «cientos de familias laboriosas imploraban limosna por las calles con el rubor en los semblantes y la amargura en el corazón, siendo todo su anhelo tener trabajo para vivir sin mendigar», resume Cañal.

Menciona más, como la que tuvo lugar en 1815, antes del cambio a La Vega, en una ciudad plagada de talleres caseros.

Esta crisis propició el posterior traslado y la agrupación de profesionales en La Vega. Corrían rumores de que la Fábrica de Armas de Oviedo iba a trasladarse por completo al taller de fundición de Trubia.

El alcalde dirigió una carta a Isabel II para que no abandonara la capital. «Es el único centro industrial que tiene Oviedo y la joya más querida, porque su numeroso personal es una parte considerable de su población, arraigada e identificada en todo con ella», esgrimía el regidor en su misiva.

«Lo que tenemos ahí es la historia viva de España», sostiene el general Francisco Castrillo, presidente de la Asociación de Amigos de los Museos Militares. Sus abuelos estuvieron destinados en Trubia y en los años 90, él vivió una de esos episodios críticos de La Vega. «Estuve comisionado por Defensa para esa transformación a Santa Bárbara, fue un momento complicado, pero me gusta recordar que la historia de la fábrica es la historia de los hombres que la hicieron y que dio lumbreras de la artillería como Francisco de Elorza, su primer director en La Vega, que tuvo más de 800 obreros y llegó a producir 50.000 cañones de fusil al año», recuerda el general.

Añade que su fama fue tal que un periódico antiguo decía en un artículo dedicado a la factoría: «Aquí se fabrican los cañones como churros». Y también armas completas , fusiles Cetme, Remington y Mauser; ametralladoras Hotchins, Alfa y Oerlikon.

El cambio de los 90 consistió en una apertura de la fábrica al campo civil-aeronáutico. El entonces  director de la compañía, Pablo Presa, recordaba en un libro publicado por el Ayuntamiento en 1996, con motivo de una exposición en el Café Español ('Tradición armera y vanguardia tecnológica de La Vega'), sus distintas etapas de crecimiento y expansión. Destacaba tres hitos: su creación en 1794, el traslado a La Vega en 1857 y la incorporación a la Empresa Nacional Santa Bárbara en 1961.

Escuela de Aprendices

La fecha destacada para Manuel Moreno es la de 1974. El azar hizo que se presentara al examen de Escuela de Aprendices, para demostrar que era más listo que el hijo de un amigo de su padre.

Aprobó y en vez de BUP hizo una FP de tres años. Fue una de las últimas promociones que entraron en el centro antes de su desaparición. «Había mucha disciplina bien entendida, seriedad, y con la formación que nos daban estábamos a años luz de otras FP», asegura.

Dice que lo mejor de pasar por la Fábrica de Armas de Oviedo «son los compañeros, sin duda». Y el 4 de diciembre, festividad de Santa Bárbara, la patrona de los artilleros, suele  reencontrarse con algunos de ellos.

Pese a la  situación actual, aún puede quedar un hueco para la celebración de un siglo y medio de historia en un enclave primero extramuros y ahora puro centro, tanto de la ciudad como de sus ansias de expansión urbanística. «Estamos viendo qué se podría hacer, estaría bien juntar a toda la gente que está viva y hacer una celebración, pero con los tiempos que corren...», lamenta Amador García.

VIDEO

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado





MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Empty
MensajeTema: Re: MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO    MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Defensa rural
» Mi nuevo Defensa.
» EN DEFENSA DE LA CAZA (I)
» PROYECTO DE LEY DE DEFENSA PERSONAL EN ITALIA
» Rescatando el museo de Quintos de Mora

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Caza & Armas :: MUSEO EN LA DELEGACION DE DEFENSA EN OVIEDO  Zzzzzz12 GENERAL :: Noticias-
Cambiar a: