ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte
 

 El despertar del oso Goiat con un hambre de caballo

Ir abajo 
AutorMensaje
viti
Administrador
Administrador
viti

Mensajes : 17705
Fecha de inscripción : 19/03/2011
Edad : 52

El despertar del oso Goiat con un hambre de caballo Empty
MensajeTema: El despertar del oso Goiat con un hambre de caballo   El despertar del oso Goiat con un hambre de caballo Icon_minitimeSáb 28 Abr 2018, 22:35

El despertar del oso Goiat con un hambre de caballo
CRÓNICA
EMERSON RUBIO

28 ABR. 2018 18:30


El oso, de 11 años de edad, lleva un collar satelital que ha permitido a los técnicos seguir sus movimientos en los valles araneses y franceses.

Con 70 kilos menos tras 93 días de hibernación en una cueva de los Pirineos a 2.000 metros de altitud, el célebre plantígrado traído de Eslovenia ha vuelto a hacer de las suyas

'Soltero' lleva comidas dos yeguas, dos colmenas, ha cruzado a Francia y ha vuelto al Valle de Arán en busca de osas en celo para aparearse

El sábado que despertó, el gran oso Goiat pesaba 70 kilos menos que cuando había iniciado su reposo invernal. Llevaba 93 días sumido en el profundo sueño de hibernación, inmóvil en su cueva. Apenas 10 pulsaciones por minuto mantenían al ralentí ese enorme cuerpo de pelaje marrón que supera habitualmente los 200 kilos. Regresó con tanta hambre el 24 de febrero que pronto todos en los Pirineos volverían a hablar de él. Durante seis días estuvo rondando los alrededores de la cueva que eligió para dormir el invierno hasta que su voraz apetito de caballo despertó en él. Su olfato lo condujo por la cordillera en busca de su presa hasta llegar al municipio de Bausén (Lérida). Fue su primer gran festín, su particular resurrección: una yegua a la que empezó a morder el cuello. Goiat, de 11 años y cuyo nombre significa «chico joven» o «soltero» en pallarés, estaba sediento de sangre y sexo. Tenía hambre y ganas de procrear. Necesitaba moverse. Su instinto carnívoro lo llevó a deambular durante 13 días en el mismo valle. Después recorrió los valles araneses y franceses en cinco días, donde destruyó con sus garras dos colmenas de abejas. Continuó su trayecto hasta alejarse 30 kilómetros de su madriguera. De vuelta al Valle de Arán, el ejemplar halló a su mayor víctima la madrugada del 15 de marzo. Tras incrustarle los colmillos, le arrancó la piel y devoró la carne del caballo. Su inusual actividad alertó a los técnicos, quienes poco después se trasladaron al sitio donde el animal había permanecido inmóvil durante tres horas para «documentar los daños, buscar excrementos y otros rastros». También habría matado a otra yegua a su paso por Francia. «El comportamiento de Goiat es poco frecuente, pero no nuevo. El resto de los osos que hay ahora en los Pirineos no mata yeguas», afirma Iván Afonso Jornada, responsable de Medio Natural del Consejo General de Arán. «Sabemos lo que hace Goiat todos los días y todas las horas. Mientras que del resto de osos no sabemos porque no los tenemos controlados. Evidentemente es un macho adulto que tiene la capacidad de matar a algunos animales grandes», indica Santiago Palazón, director técnico de Piroslife, proyecto que busca consolidar el futuro del oso pardo en los Pirineos.El plantígrado, que ha encendido la alerta en los Pirineos catalanes desde que despertó de su letargo invernal, lleva un collar emisor -amarillo y negro, que envía información a través de los satélites- desde el 6 de junio de 2016, cuando fue traído a España desde la reserva de caza de Jelen, en el sur de Eslovenia. Su misión: arrebatarle el trono al viejo Pyros, un oso pardo que había dominado genéticamente el área durante los últimos 20 años. Era el padre, abuelo y bisabuelo de prácticamente todos los ejemplares nacidos en esa cordillera. Goiat fue liberado en el Parque Natural del Alto Pirineo y, desde entonces, los técnicos del Consejo General de Arán han seguido sus pasos en directo. El animal ha explorado el territorio no sólo en busca de hembras, sino también de grandes presas. Y fue en 2017 cuando se reportaron sus primeros ataques: 15 ovejas, un potro, dos yeguas, dos colmenas. A sólo 12 meses de su llegada, el oso ya había causado destrozos sin igual. Su conducta ha sido evaluada debido a la serie de ataques a los rebaños del Valle de Arán. Y este año las cosas no parecen haber cambiado. De Goiat se sabe casi todo. Por ejemplo, que fue el 24 de noviembre cuando se internó en una cueva a 2000 metros de altitud en el municipio de Viellia para iniciar la hibernación. Su temperatura corporal -protegida con una armadura espesa y peluda- dentro de la madriguera, situada en una zona abrupta y rodeada de nieve, bordeaba los cinco grados centígrados. Su aparato digestivo se había detenido.


La yegua fue atacada el 15 de marzo a las 2.00 de la madrugada en el municipio de Bausén.
El experto detalla que la hibernación se produce cuando la energía que consume el animal buscando alimento no compensa con lo que encuentra. Un oso como Goiat, de cabeza grande y orejas redondeadas, puede ingerir al menos 40 kilogramos de comida al día: frutos, semillas, insectos, miel, y aprovechar cualquier carroña que encuentra. Si en el invierno no halla alimentos que calmen su apetito, duerme. Por ello, acumula mucho peso durante el otoño y se encierra en un agujero, disminuyendo el metabolismo hasta el punto de asegurar su supervivencia.En su nuevo despertar, Goiat tiene otra vez la oportunidad de cumplir la misión que le fue encomendada desde su llegada: tener hijos en los Pirineos. Palazón señala que aún no existe certeza de que el animal haya copulado el año anterior. Es posible que el equipo detecte si tuvo hijos a finales de 2018, ya que en la época de celo estuvo durante mucho tiempo cerca de bastantes hembras, manifiesta. Mientras tanto, el solitario Goiat ha vuelto al Valle de Arán donde están las osas. Empezó la época de celo -que va desde finales de abril hasta finales de agosto-. Los pardos tienen la fama de ser promiscuos y el coloso tiene que concretar lo que ha llegado a hacer en los Pirineos centrales: aparearse con las hembras y tener oseznos, los que pondría fin al monopolio de Pyros. Si tiene suerte, entre enero y febrero del próximo año nacerán sus primeras crías pirenáicas.


El despertar del oso Goiat con un hambre de caballo [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] vía @elmundoes
Volver arriba Ir abajo
http://www.cazayarmas.org
pepdark
Posta Lobera
Posta Lobera
pepdark

Mensajes : 3756
Fecha de inscripción : 29/12/2012
Edad : 52

El despertar del oso Goiat con un hambre de caballo Empty
MensajeTema: Re: El despertar del oso Goiat con un hambre de caballo   El despertar del oso Goiat con un hambre de caballo Icon_minitimeDom 29 Abr 2018, 10:30

Digo yo sabiendo que este oso es carnicero, no temen que la prole herede tales instintos y que ocasionen oleadas de ataques. Quizás no es el mejor semental para repoblar la cordillera cantábrica.
Volver arriba Ir abajo
 
El despertar del oso Goiat con un hambre de caballo
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Caza & Armas :: El despertar del oso Goiat con un hambre de caballo Zzzzzz12 GENERAL :: Noticias-
Cambiar a: